Público
Público

Roger Torrent propone a Puigdemont para ser investido como president

"Tiene absoluta legitimidad para ser candidato", defiende el president del Parlament de Catalunya. También pide por carta una reunión a Rajoy, que el Gobierno ya ha rechazado, para "dialogar y analizar la situación anómala que vive la Cámara".

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El president del Parlament, Roger Torrent. - EFE

El president del Parlament de Catalunya, Roger Torrent, ha propuesto a Carles Puigdemont para ser investido de nuevo como president de la Generalitat. En una comparecencia desde la Cámara, Torrent ha defendido que el líder de Junts per Catalunya (JxCat) "tiene absoluta legitimidad" para volver al cargo y a la vez ha pedido por carta a Mariano Rajoy una reunión, que el Gobierno ya ha descartado,  para "dialogar y analizar la situación anómala que vive el Parlament",

Tras la ronda de contactos con los grupos realizada la semana pasada, Torrent ha comparecido este lunes para señalar que Puigdemont es el único aspirante propuesto y el que cuenta con "más apoyos". La mayoría soberanista de JxCat y ERC mostró su respaldo a Puigdemont y la CUP reconoció su "legitimidad" para ser "el primer candidato a la investidura", mientras que el resto de grupos expresaron su rechazo.

El president del Parlament ha asegurado en su breve discurso que es "consciente de la situación personal y judicial" del candidato. Ha recalcado que Puigdemont tiene la "absoluta legitimidad" para ser candidato y ha indicado que su deber es "hacer todo lo que esté" en sus manos "para asegurar que todos los diputados se puedan expresar libremente como representantes de la voluntad popular".

Torrent ha recordado que en su primer discurso ante la Cámara, el miércoles pasado, ya defendió que la situación en Catalunya debe afrontarse desde la política y la negociación: "La política tiene que ser el centro de todo. Por encima de todas las cosas, diálogo". Por ello, ha anunciado que ha pedido a Mariano Rajoy por carta una reunión para abordar la situación "anómala" del Parlament, con diputados en prisión o en Bélgica. Fuentes del Gobierno han rechazado la propuesta de reunión y han recordado que que la situación de Puigdemont no es competencia del Ejecutivo, sino de la Justicia.

El president del Parlament también ha anunciado su intención de reunirse tanto con los diputados en situación de prisión preventiva como con los que se encuentran en el extranjero, entre los que ha citado al expresident: "Hablaré con todos. Protegeré a los 135 diputados y diputadas", ha zanjado.

"Mi deber es proteger los derechos de participación política, porque la limitación de los derechos supondría la limitación de la soberanía del pueblo", ha aseverado Torrent, y ha añadido que ejercerá sus responsabilidades "siendo consciente de esto". También ha señalado que su obligación como president del Parlament pasa por "defender la institución de injerencias y escenarios de paralización".

Torrent no ha revelado la fecha para la que fija el pleno de investidura, aunque por ley no puede celebrarse más allá del miércoles 31 de enero. Tampoco ha revelado cómo se puede investir a Puigdemont a distancia, teniendo en cuenta que hay un informe de los letrados de la Cámara que lo desaconseja.

"En estos momentos nos toca explorar todas las vías posibles para hacer de la política y el diálogo un objetivo irrenunciable", ha dicho Torrent, que ha considerado que la situación de los ocho parlamentarios en prisión o en Bélgica -con avisos de detención si regresan- hace que se vean vulnerados "sus derechos de representación y los de la ciudadanía a la que representan".

PP: "Torrent empieza mal su mandato"

Por su parte, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha considerado que Torrent "empieza mal" su mandato después de que haya propuesto a Puigdemont como candidato a president de la Generalitat. Tras confirmar que se recurrirá ante el Tribunal Constitucional la propuesta de investidura del líder de JxCat, Casado se ha preguntado si Torrent no podría incurrir incluso en un delito de malversación al destinar fondos públicos para entrevistarse en Bruselas con un "prófugo" de la Justicia. "Igual que los constitucionalistas hemos acatado el resultado de las elecciones, los independentistas tendrán también que acatar la ley", ha remarcado.

En tanto, Ciudadanos ha anunciado que pedirá a la Mesa del Parlament que reconsidere la investidura de Puigdemont, una persona "huida de la Justicia" y con graves acusaciones "a sus espaldas", según ha declarado la líder del partido en Catalunya, Inés Arrimadas. Cs, ha añadido, "va a luchar hasta el final" para que no se siga "denigrando" las instituciones catalanas y ha pedido a los representantes de ERC y JxCat que reconozcan en público lo que muchos" admiten en privado, que Puigdemont no puede ser president.

Por parte de ERC, el portavoz de la formación, Sergi Sabrià, ha urgido a JxCat a aclarar cómo piensa realizar la investidura de su candidato y ha apuntado que "tan importante es tener un president como poder formar un Govern que ponga fin a la intervención de las instituciones catalanas por el artículo 155".