Público
Público

Salamanca retira el medallón de Franco de la Plaza Mayor 

"Es un momento histórico, de gran satisfacción y de ilusión por ver a esta plaza Mayor sin la efigie del dictador", destaca el abogado y exdirigente de IU llevó este asunto a los tribunales.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Salamanca retira el medallón de Franco de la Plaza Mayor. EFE

El medallón artístico con la efigie del dictador Francisco Franco, esculpido en un sillar de la plaza Mayor de Salamanca, ha sido retirado a primera hora de esta tarde en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, para cerrar así una presencia pública ininterrumpida de ochenta años, desde 1937.

Un laborioso trabajo de cantería iniciado a las siete de la mañana ha concluido con la extracción del sillar de piedra arenisca donde Damián Villar, según unas fuentes, y Moisés Huerta, según otras, cinceló en 1937 la efigie de Franco en el lado de la plaza Mayor conocido como Pabellón Real, donde se alinean los medallones de los reyes de España desde Alfonso XI hasta Felipe V.

No obstante, el sillar, con un peso aproximado de media tonelada, será trasladado al Museo de Arte Contemporáneo de Salamanca Domus Artium (DA2), han informado este viernes fuentes municipales.

Los operarios, acompañados por el arquitecto responsable del proyecto de extracción y miembros de la Comisión Territorial de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, han realizado y supervisado los trabajos.

Situado en el espacio comprendido entre dos de los ochenta y ocho arcos de la plaza Mayor, ha sido retirado a este monumento declarado bien de interés cultural, proyectado en traza barroca por Alberto Churriguera y levantado entre 1729 y 1756.

El Ayuntamiento de Salamanca, que preside como alcalde Alfonso Fernández Mañueco (PP), cumple así con la resolución de la Comisión de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León, que consideró que el medallón no está afectado por ninguna de las excepciones de la Ley de la Memoria Histórica.

A las siete de la mañana han sido instaladas vallas metálicas alrededor del medallón y cubierto con una lona la zona donde se han ejecutado los trabajos.

Las labores previas han consistido en la limpieza de las juntas que separan el sillar donde figura el medallón y el resto de dovelas y sillares de los arcos donde estaba situado.

Con una sierra, al viejo estilo del cantero, se ha logrado dejar libres las juntas con espacio suficiente para poder introducir una palanca de hierro con protecciones para no dañar la fachada del Pabellón Real.

Sobre las 13,30 horas, el sillar con el medallón ha quedado libre y un camión-grúa ha realizado el resto para su posterior traslado al Museo de Arte Contemporáneo de Salamanca Domus Artium 2002 (DA2).

El medallón de Franco ya es historia, después de que en 1936 se encargara al escultor Moisés de Huerta, como ha destacado el arquitecto técnico Jesús Maldonado, redactor del proyecto de retirada, aunque en otros documentos consta Damián Villar como su autor.

"Momento histórico"

También ha quedado a la vista un escrito que dice: "fexe yn pietra artista Moisés Huerta", junto a otra inscripción que señala: "Franco Caudillo de España XVIII JVlio MCMXXXVI".

Durante toda la mañana se han apostado un gran número de curiosos, vecinos y foráneos, que han realizado comentarios de todo tipo, a favor y en contra, de la retirada del medallón.

Entre los asistentes ha destacado Gorka Esparza, el abogado y exdirigente de IU en Salamanca, que fue el responsable de llevar a los tribunales, en 2014, la petición de retirada.

"Es un momento histórico, de gran satisfacción y de ilusión por ver a esta plaza Mayor sin la efigie del dictador", ya que además "se cumple una sentencia judicial y quien quiera ver otra cosa se engaña", ha declarado a EFE en alusión a un grupo de personas que le ha increpado por mostrar su alegría.