Público
Público

Acercamiento entre PSOE y Unidos Podemos Sánchez e Iglesias dan luz verde al desmantelamiento de las políticas del PP

La portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero, celebra que la mesa de colaboración parlamentaria que han acordado crear "prefigura un gobierno alternativo", y afirma que servirá para "fortalecer acuerdos y gestionar desacuerdos". Su homóloga en el PSOE, Margarita Robles, pone el acento en las cuestiones relativas a "la igualdad y a la agenda social", y rebaja el optimismo de Montero. 

Publicidad
Media: 3.79
Votos: 19
Comentarios:

Los líderes de Podemos, Pablo Iglesias (i) y del PSOE, Pedro Sánchez, se saludan durante la reunión mantenida con sus equipos en el Congreso, en el inicio de las negociaciones para buscar acuerdos parlamentarios. /EFE

Luz verde al proceso de desmantelamiento de las políticas del Gobierno del PP. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han acordado crear una "mesa de colaboración parlamentaria" que sella su voluntad de cooperar para dar la vuelta a estas políticas. No obstante, quienes comparecían este lunes para ofrecer sus conclusiones no eran los líderes de PSOE y Podemos, sino las portavoces parlamentarias de ambos grupos en el Congreso de los Diputados, que visibilizaban sus diferencias de interpretación sobre lo que supone este acuerdo.

Montero celebra que este espacio "prefigura un gobierno alternativo"

Tras dos horas y 10 minutos de reunión entre la plana mayor del PSOE y del grupo parlamentario Unidos Podemos, la portavoz de este último, Irene Montero, ha afirmado que están "muy satisfechos" por un encuentro que ha servido para "normalizar" sus relaciones con el Partido Socialista y establecer "una interlocución preferente" entre ambos grupos.

Según Montero, este espacio de trabajo "sirve para avanzar ese proceso de construcción de un gobierno alternativo, prefigura un gobierno alternativo", y pretende servir también para "fortalecer nuestros acuerdos y gestionar nuestros desacuerdos". "Con este PSOE se abren posibilidades de colaboración", insistía.

Sí reconocía que la formación de Pedro Sánchez "quiere ir un poco más lento", y defendía que asumen que los socialistas aún no quieran hablar de una moción de censura contra Rajoy. "Aceptamos, asumimos, entendemos que el PSOE tenga un ritmo más lento", sostenía. 

Por su parte, la portavoz del PSOE, Margarita Robles, rebajaba el optimismo de Montero y contradecía su interpretación: "Lo que prefigura esta mesa es un trabajo parlamentario". "A la vista de ese trabajo parlamentario luego ya veremos", respondía Robles, que también ha afeado a la formación de Montero que no apoyase la investidura de Sánchez como presidente del Gobierno cuando tuvo ocasión: "Si ellos hubieran tenido tantas prisas como ahora dicen que tienen, Pedro Sánchez sería presidente del Gobierno", apostillaba.

Robles: "Lo que prefigura esta mesa es un trabajo parlamentario". "A la vista de ese trabajo ya veremos"

Robles también ha puesto énfasis en la importancia de la "agenda social y la igualdad" en la reunión, que tildaba de "positiva". Para ella es "importante" que cada grupo, "desde su propia autonomía", use como marco esta "mesa de coordinación parlamentaria" para tratar cuestiones "que afectan a los más desfavorecidos". 

En su comparecencia, la última de la tarde tras este encuentro, la portavoz socialista ha hecho hincapié en que el PSOE no respalda la "posición de soberanías compartidas [de Podemos]" en lo que respecta a Catalunya, y ha recordado que en ningún caso su formación apoyará "un referéndum unilateral ilegal" como el que planea celebrar la Generalitat para el 1-O. No obstante, ambos grupos sí se han mostrado dispuestos a abordar la situación de Catalunya en una "instancia parlamentaria" -en palabras de Xavi Doménech, portavoz de En Comú Podem"- que no han sabido concretar. "Hoy hemos hecho todos un ejercicio de lealtad hacia los ciudadanos", afirmaba Robles, en relación a la visibilización de sus diferencias sobre la crisis del encaje territorial catalán.

La portavoz del PSOE, su homóloga de Unidos Podemos y los portavoces adjuntos de las confluencias En Comú Podem y En Marea -Domènech y Yolanda Díaz- han comparecido a última hora de la tarde para explicar sus conclusiones tras la esperada reunión de las delegaciones lideradas por Sánchez e Iglesias, y para aterrizar los acuerdos concretos alcanzados: la creación de una comisión de investigación parlamentaria sobre el siniestro del tren Alvia que dejó 81 muertos en Galicia, y la apertura de esta "instancia parlamentaria" en la Cámara Baja. Finalmente el coordinador federal de IU y diputado de Unidos Podemos, Alberto Garzón, que tenía previsto comparecer, no ha podido hacerlo debido a circunstancias personales.

El "diálogo sobre Catalunya", en el Congreso 

Aunque sus posiciones al respecto de la situación en Catalunya sean claramente distintas, Robles, Montero y Domènech están de acuerdo en la creación "de algún tipo de instancia parlamentaria", según la portavoz de Podemos, para que "el diálogo" sobre esta cuestión llegue por fin al Congreso.

Así, y aunque no cierra la puerta a la creación de una subcomisión parlamentaria en el marco de la Comisión Constitucional en este sentido, la propuesta del PSOE, ​Domènech afirma que esto "no es suficiente ante el hecho que estamos viviendo". Frente a las propuestas del PSOE contra el "inmovilismo" de Rajoy, Doménech insiste en el referéndum de autodeterminación como solución, y plantea la creación de una "Comisión de Crisis Territorial" como alternativa a la subcomisión que piden los socialistas. ​

Montero: "A quien va a poner más nervioso es a Rajoy"

Por otro lado, la portavoz de Unidos Podemos ha afirmado que hoy el PP "está un poquito más cerca de salir de este Gobierno", y ha incidido en que "a quien va a poner más nervioso" este pacto es a Mariano Rajoy.

Sobre las cuestiones sociales tratadas, Montero detallaba que han abordado la situación de las pensiones, la subida del salario mínimo y el fortalecimiento de la negociación colectiva, así como la renta garantizada y la garantía juvenil que abandera el PSOE, que Unidos Podemos quiere hacer extensiva no sólo a jóvenes, sino también a mujeres de más de 55 años sin trabajo o a parados de larga duración.

Teniendo en cuenta que también han "tocado cuestiones relacionadas con la corrupción", según sus palabras, en esencia ambos grupos han ejecutado a la perfección el guión con el que encaraban esta cita, que teóricamente se traducirá en un trabajo "discreto y riguroso" que se plasme en "hechos", y no en "palabras", como afirmaba Montero.