Público
Público

Unidos Podemos apuesta por estrechar lazos con el PSOE mediante acuerdos concretos

El grupo de Podemos en el Congreso de los Diputados trabajará para que el entendimiento con los socialistas cristalice en iniciativas legislativas en la Cámara Baja. A su vez, pretende utilizar los frutos de esta colaboración como argumentos para convencer al partido de Pedro Sánchez de que echar a Mariano Rajoy de la Moncloa es posible a corto plazo.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:

Foto de archivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. / EFE

Unidos Podemos afronta el nuevo curso político con el objetivo de llegar a acuerdos concretos sobre iniciativas legislativas con el grupo del PSOE en el Congreso de los Diputados lo antes posible.

El retorno de Pedro Sánchez a la Secretaría General permitió abrir canales de diálogo entre los respectivos secretarios generales, los secretarios de ambos grupos parlamentarios, entre las portavoces y las portavoces adjuntas, y ya existe una mesa de colaboración parlamentaria como marco para canalizar estas conversaciones. Prueba de estos contactos es el

A medio plazo,  Unidos Podemos entiende que esta colaboración serviría para granjearse la confianza del PSOE, lo que podría acercarles al objetivo de "echar" a Mariano Rajoy

Con estos mimbres, el grupo de la formación de Iglesias quiere plasmar esta voluntad de cooperación en "agendas concretas", tal y como relatan fuentes de la dirección del grupo confederal Unidos Podemos- En Comú Podem- En Marea a Público.

El lunes, la portavoz de la Ejecutiva de Podemos, Noelia Vera, afirmaba que las conversaciones entre las portavoces de ambos grupos, Irene Montero y Margarita Robles, se habían sucedido durante el verano -"Nunca han cesado"-. Este, martes desde el grupo parlamentario han sostenido que esperan celebrar nuevas reuniones con los socialistas próximamente -aunque sin especificar cuándo-.

Muestran su satisfacción por haber logrado instaurar elementos de un nuevo "marco discursivo" en la sociedad, y presumen de haber colado en la agenda política algunos temas que hasta la fecha quedaban en un segundo plano, pero destacan que ahora toca plasmar este trabajo en propuestas legislativas concretas.

A medio plazo, entienden que esto serviría para granjearse la confianza del PSOE -casi inexistente en épocas anteriores, aunque esta situación fuera mutua-. Así, los socialistas podrían cuantificar las ventajas de esta cooperación y, en última instancia, aceptar que el equilibrio de fuerzas en el Congreso podría servir para derogar las políticas del PP, y "echar al PP de la Moncloa". O al menos, esta es la intención de Unidos Podemos.

Recuerdan el ejemplo del pacto de Gobierno adoptado en Castilla-La Mancha, que en general fue bien acogido por las bases del partido morado y del PSOE, y subrayan que su objetivo es y será expulsar a Mariano Rajoy del Ejecutivo. "Tras el cambio en el PSOE se abre la posibilidad de que pueda haber un gobierno conjunto entre Unidos Podemos y sus confluencias y el PSOE", afirmaba este lunes el secretario de Organización morado, Pablo Echenique, en la primera rueda de prensa de la Ejecutiva del partido desde el arranque de las vacaciones estivales.

Saben que los socialistas no quieren oír hablar de una nueva moción de censura hoy por hoy, y afirman respetar su "estrategia", aunque insisten en que trabajarán para "convencerles". "2020 está muy lejos para la gente que lo está pasando mal", sostenía el coportavoz de la Ejecutiva en la misma comparecencia.

Por otro lado, a largo plazo, entienden que las iniciativas que logren impulsar deberían cristalizar en una suerte de marco para un programa de gobierno de cara a las próximas generales, o a la caída del Ejecutivo Rajoy, en el mejor escenario que contemplan.

Una batería de proposiciones de ley en la recámara

Al mismo tiempo, y como reconocía el lunes Echenique, sostienen que será difícil lograr avances en materia de propuestas legislativas, antes del referéndum independentista catalán del 1 de octubre. Entienden que todas las fuerzas políticas están calibrando cuidadosamente la munición política a utilizar, conscientes de que el foco informativo permanece fijo en Catalunya.

Un ejemplo de las propuestas que guardan en la recámara es la primera ley estatal de derechos del colectivo LGTBI, una PL (Proposición de Ley) modificada tras cosechar varias críticas, fundamentalmente en lo que respecta a su apartado sobre las infracciones y sanciones que contemplaba en su redactado original.

Más allá de este ejemplo, los ejes centrales sobre los que quieren trabajar este curso político son prácticamente los mismos que Vera detalló el lunes, y que contempla Podemos: "Recuperar los derechos laborales"; "intentar desbloquear la subida del salario mínimo bloqueada por el PP"; lograr "un pacto de Estado educativo real, que cuente con las organizaciones de la sociedad civil", y "recuperar los derechos civiles" hurtados por normativas como la polémica ley mordaza.

La mesa de colaboración, "en absoluto en peligro"

Desde la puesta en marcha de esta mesa de colaboración parlamentaria, el 17 de julio, PSOE y Unidos Podemos han evidenciado algunas diferencias, registrando iniciativas de forma independiente, sin avisar al otro. Este martes, preguntada por si las diferencias de diagnóstico sobre Catalunya, o sobre la reforma de RTVE, podrían hacer peligrar este espacio, la portavoz de Unidos Podemos respondía tajantemente: "En absoluto", decía Montero. "Vamos a ir gestionando acuerdos y también desacuerdos", zanjaba.