Público
Público

Unidos Podemos, ERC y Bildu piden explicaciones por el "secuestro" a un centro de la Embajada de Venezuela

Las personas que permanecieron durante más de cuatro horas dentro del edificio solicitan al ministro de Asuntos Exteriores y a la delegada del Gobierno en Madrid que se hagan eco de los hechos públicamente.

Publicidad
Media: 5
Votos: 5
Comentarios:

Opositores a Maduro cercan a un centenar de personas en la Embajada de Venezuela.

Unidos Podemos, ERC y Bildu han solicitado la comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso del ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, y de la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, para que expliquen el cerco a un edificio de la Embajada de Venezuela. Asimismo, han registrado nueve preguntas para exigir al Gobierno una respuesta por escrito. Las personas que estuvieron "secuestradas" durante más de cuatro horas dentro del edificio, han enviado una carta al ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, y a Dancausa exigiendo que se hagan eco de los hechos públicamente.

Pasadas las 18:30 horas de la tarde del jueves 11 de mayo, alrededor de 300 personas se concentraron en frente del centro cultural Venezuela Diversidad Cultural, dependiente de la Embajada venezolana en Madrid. Los manifestantes, simpatizantes de una parte de la oposición al Gobierno venezolano, cercaron el edificio de forma violenta. Dentro del centro, situado en la calle Hermosilla, más de cien personas asistían a un acto en el que se pretendía dar voz a las víctimas de la violencia ejercida por la ultraderecha en el país latinoamericano.

Los opositores, que contaban con un permiso de concentración hasta las 20:00 horas, lanzaron objetos contra los ventanales y amenazaron a los asistentes al evento, agrediendo incluso a varios de ellos.

Trabajadores del centro, políticos, profesores y miembros de colectivos informaron en reiteradas ocasiones a la delegación de Gobierno de la Comunidad de Madrid y a Asuntos Exteriores del "secuestro ejercido por los manifestantes". "No tenemos órdenes de intervenir", les espetaba la Policía. El propio embajador venezolano, Mario Isea, pidió al Gobierno español la disolución de la protesta y denunció el "secuestro". Finalmente, pasadas las 00:00 horas, los agentes de la UIP comenzaron a desalojar el edificio.

Exigen respuestas

Unidos Podemos, ERC y Bildu han pedido al Gobierno información sobre los "hechos violentos" protagonizados por los opositores venezolanos. Los grupos parlamentarios han solicitado explicaciones sobre la actuación policial. Asimismo, han preguntado si contemplan el cese del cargo a la actual delgada de Gobierno por su "lamentable actuación", entre otras cuestiones.

Paralelamente, los asistentes al acto han denunciado, a través de una carta enviada al Ministerio de Asuntos Exteriores y a la Delegación de Gobierno, la "gravedad de los hechos". Han pedido la "conculcación" de sus derechos y la "connivencia con la ilegalidad que supone autorizar una manifestación en el lugar donde se celebraba una acto pacífico". A su juicio, sendos departamentos tienen la "responsabilidad por haber permitido poner en riesgo al personal diplomático y a los ciudadanos españoles y extranjeros". Por ello, quieren que tanto el ministro Dastis como la delegada Dancausa se "manifiesten públicamente y se hagan eco" de su denuncia.

El Gobierno español, por su parte, ha defendido que "en ningún momento se ha producido un secuestro del embajador", ya que las fuerzas de seguridad garantizaban "su salida segura" y "las salidas nunca estuvieron bloqueadas".

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha asegurado que el Ministerio de Exteriores "siempre estuvo a la escucha de la Embajada de Venezuela y el dispositivo de seguridad desplegado frente al centro garantizó en todo momento la seguridad de todos los que estaban participando en el acto.