Público
Público

La caravana Abriendo Fronteras pone rumbo a Melilla por los derechos de los migrantes

El número de inmigrantes irregulares que llegaron a España durante el primer semestre de este año fue superior a los 9.000, casi el triple que en el mismo período de 2016, según la Agencia Europea de Fronteras (Frontex).

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miembros de unos 100 colectivos por los derechos de los migrantes durante la concentración que han protagonizado  ante el Congreso para despedir a la Caravana Abriendo Fronteras, que se dirigirá a Melilla. EFE/Zipi

Más de 400 activistas por los derechos de los migrantes han puesto rumbo a Melilla en la caravana solidaria Abriendo Fronteras para denunciar la constante "vulneración de derechos" que se produce en la frontera sur de Europa y exigir un cambio de las políticas migratorias.

Antes de emprender su viaje, los participantes, llegados desde distintas comunidades como Asturias, País Vasco, Comunidad Valenciana o Castilla y León, se han concentrado a las puertas del Congreso de los Diputados al grito de "La ley de extranjería es una porquería", "No son muertes, son asesinatos" o "No más CIES".

"Los españoles, por ejemplo, cogen su maleta y mañana se van donde quieran, y yo creo que también tenemos ese derecho de viajar donde queramos, pero frente a ello se cierran fronteras y se muere gente", ha relatado a los medios Serigne Mbay, de la Asociación Sin Papeles de Madrid.

Serigne, que era pescador en Senegal, llegó a Santa Cruz de Tenerife en 2006 a bordo de su propia barca junto a otras 93 personas sorteando las guardias costeras de Mauritania, Marruecos y España.

"Fue un recorrido muy largo y peligroso, de tantos días en el mar sin casi recursos", ha explicado el joven; pero aquí "la vida es complicada y dura porque nos discriminan por ser de otras tierras; tenemos la vida limitada tanto administrativa como cotidianamente", añade.

Aunque no podrá viajar con la caravana por trabajo, ha querido sumarse a esta movilización para "visibilizar y denunciar las políticas migratorias y de fronteras de Europa".

Manifestantes se concentran ante el congreso para protestar por la vulneración de los Derechos Humanos en la Frontera Sur.EFE/Zipi

Mónica Hidalgo, del colectivo No somos delito, sí que se ha montado en uno de los autobuses con destino a la frontera sur porque, ha dicho a Efe, "es un lugar donde se vulneran los derechos humanos constantemente".

Aunque el destino final es Melilla, sus protestas se extienden a Ceuta, porque ambas ciudades constituyen "una barrera de los derechos humanos".

La travesía coincide con el gran aumento registrado en junio de las personas que buscaban cruzar las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla, así como los intentos de llegar a la península Ibérica a través del estrecho de Gibraltar, según ha destacado esta semana la Agencia Europea de Fronteras (Frontex).

Según sus datos, el número de inmigrantes irregulares que llegaron a España durante el primer semestre de este año fue superior a los 9.000, casi el triple que en el mismo período de 2016.

En el acto, Serigne Mbay y Ana Ribacoba, de la Plataforma Gasteiz Irekia, han leído un manifiesto con el que han censurado el incumplimiento europeo con los refugiados, la desprotección de menores no acompañados, los CIES, la explotación laboral de porteadoras en la frontera y las devoluciones en caliente.

Tras ello, los manifestantes han formado una cadena humana unidos por vallas de alambre hasta la calle Alfonso XII, donde les esperaban los siete autobuses que les dejarán esta tarde en su primera parada, Sevilla, en la que se les unirá un vehículo más.

La caravana retomará su viaje mañana a Algeciras, donde se ha convocado un acto en el CIE.

El lunes se dirigirá a Málaga y el martes a Melilla, que acogerá actividades reivindicativas hasta el viernes, cuando la caravana cruzará el estrecho en sentido inverso para proseguir con sus movilizaciones en Almería y denunciar la situación de los trabajadores migrantes de los invernaderos.

Integrada por más de 100 colectivos y organizaciones sociales, esta iniciativa nació el año pasado con la caravana a Grecia, donde reivindicaron la buena acogida y los derechos de libertad de movimiento para todas las personas.