Público
Público

En lo que va de año, Madrid acumula la misma polución de riesgo que en todo 2014

En 12 días de enero, la ciudad ha superado en 194 ocasiones los límites legales y saludables de dióxido de nitrógeno, casi las mismas veces que en los 12 meses del año pasado, cuando lo hizo en 215 ocasiones.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 10
Comentarios:

Nube gris de contaminación que ha cubierto Madrid estos días. EFE

MADRID -Los niveles de dióxido de nitrógeno, un peligroso contaminante derivado de los tubos de escape de los coches, está batiendo todos los récords en Madrid. Tan sólo en los 12 primeros días de este año, el número de superaciones del límite legal y saludable de este gas ha alcanzado el 90% de las registradas en todo 2014.

La normativa europea de calidad del aire, de obligado cumplimiento para los Estados miembros, establece el límite considerado como peligroso en los 200 microgramos de dióxido de nitrógeno (NO2) por metro cúbico de aire. La directiva concreta que cada estación de medición no puede superar esta barrera más de 18 veces al año (se hace una medición cada hora). Estos mismos parámetros son los recomendados también por la Organización Mundial de la Salud para mantener un ambiente mínimamente saludable.

El dióxido de nitrógeno es uno de los tres contaminantes más peligrosos para la salud

La concentración del tráfico en la capital, sumado a la falta de nubes y lluvia de las últimas semanas, ha hecho que los niveles de dióxido de nitrógeno en Madrid se estén disparando. Seis de las 24 estaciones de medición del Ayuntamiento ya han cubierto su cupo para todo 2015. La estación del Barrio del Pilar, por ejemplo, ha superado los límites legales en 44 ocasiones, acercándose, en lo que va de año, al total de lo registrado en 2014, cuando lo superó 45 veces.

El contraste entre unas zonas de la ciudad y otras es enorme. Las de Sanchinarro (con 27 superaciones), Fernández Ladreda (25), Ensanche de Vallecas (22), Ramón y Cajal (19) y Villaverde (18) son las que más sufren los efectos del nitrogenazo, en comparación con las de El Pardo, Tres Olivos o la Casa de Campo, que no han superado los límites ni una sola vez este año ni los tres anteriores.
Para hacerse una idea del nivel de contaminación concentrado en Madrid durante estos primeros días del año, basta con mirar el cómputo global. En los escasos días que llevamos de 2015, los niveles saludables de dióxido de nitrógeno se han superado 194 veces. Esto es más de lo que se registró en todo 2012, cuando hubo 171 superaciones; más de lo registrado en todo 2013 (158) y el 90% de lo alcanzado en 2014 (215).

Mientras algunas zonas han superado el límite 44 veces, otras no lo han hecho nunca

“Desde el 30 de diciembre no ha habido un solo día sin una superación del valor límite. Pero en Madrid ni siquiera se reconoce que hay un problema, no se actúa. Que se puede hacer más por parte de la Unión Europea está claro, pero esto es una cuestión del tráfico en las ciudades y aquí Madrid no ha aplicado ningún protocolo y ni siquiera ha informado en su página web”, han denunciado en rueda de prensa Juan García y Juan Bárcena, de Ecologistas en Acción, que han presentado estos datos junto a su Informe de calidad del aire de 2014.

Los médicos alertan de un incremento del 30% en las urgencias respiratorias

La gran nube gris en la que se ve envuelta la capital desde hace dos semanas ha despertado las alarmas y protestas de colectivos de profesionales, políticos y activistas. El responsable del Área 20 de Urgencias de Madrid, el doctor Antonio Muñoz Carmona, ha denunciado un incremento del 30% de las urgencias respiratorias y cardiacas por la ola de contaminación. Agrupaciones como el PSOE o EQUO han señalado directamente sobre la alcaldesa Ana Botella, a quien acusan de “ignorar la gravedad” del problema y de no poner en marcha ningún protocolo de alerta o medida efectiva.

La Agencia Estatal de Meteorología prevé que la "boina" de contaminación comience a "moverse algo" a partir de mañana y "desaparezca completamente" del cielo de la capital este jueves, cuando lleguen las lluvias

lea también...