Público
Público

Maltrato animal La Guardia Civil denuncia a cinco personas por cazar ilegalmente a una hembra de jabalí y sus crías en Murcia

Las crías murieron por los mordiscos de los perros que acompañaban a los denunciados

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Imagen que publicaron en un foro de internet los cazadores denunciados. | GC

La Guardia Civil ha presentado denuncias contra cinco personas en Jumilla (Murcia), a las que acusa de abatir a una hembra de jabalí y 13 rayones (crías de jabalí) que seguían a la madre y que murieron por los mordiscos de los perros de caza de los denunciados.

La investigación se inició cuando especialistas del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), tuvieron conocimiento de unas supuestas irregularidades, ocurridas en una jornada de caza desarrollada en un coto del término municipal de Jumilla, en las que habían participado varias personas.

Gracias a la colaboración ciudadana, los guardias civiles averiguaron que, en Internet y en un foro dedicado al ámbito de la caza se había publicado una fotografía en la que aparecía un individuo junto a los cuerpos de varios jabalíes, 13 de sus crías y cinco perdices.

La Ley de caza aplicable a la Región de Murcia establece, entre otros, la prohibición de caza de "hembra de jabalí seguida de crías". La prohibición se fundamenta en que la muerte de la madre, que alimenta y adiestra a sus crías para su desarrollo y emancipación, pone en peligro la supervivencia de éstas.

Las gestiones practicadas para el esclarecimiento de los hechos han permitido identificar a cinco personas, una de ellas la que aparecía en la fotografía publicada en Internet. Las cinco personas se encuentran presuntamente relacionados con la muerte de la hembra de jabalí, con arma de caza, y la de los rayones que, al parecer, fallecieron a consecuencia de las heridas que les causaron los perros de caza que los acompañaban.

El resultado de la investigación ha sido puesto en conocimiento de la Fiscalía de Medio Ambiente de la Región de Murcia, por si el hecho pudiera ser constitutivo de infracción penal.

Las denuncias han sido tramitadas a la Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente de la Región de Murcia.