Público
Público

Violan a una joven española cerca del aeropuerto de Múnich

La joven de 26 años volvía al hotel donde se hospedaba después de una fiesta popular en una localidad cercana cuando fue atacada. Fue localizada por la mañana por un hombre que hacía footing y fue trasladada al hospital.

Publicidad
Media: 3
Votos: 12
Comentarios:

La joven española volvía de una fiesta popular en la localidad de Hallbergmoos.

La Policía alemana está buscando a dos hombres de origen presuntamente árabe en relación a la violación de la que fue víctima una joven española de 26 años tras una fiesta popular en las afueras de la ciudad alemana de Múnich, según ha informado este lunes la Policía de Múnich.

La joven había asistido a una fiesta el sábado por la noche en la localidad de Hallbergmoos, situada a unos 25 kilómetros al norte de Múnich. Allí conversó con dos hombres de aspecto árabe, que terminaron enfadándose. Amigos de la española salieron en su defensa y los dos se disculparon y se fueron, según relata la Policía.

Más tarde, entre la medianoche y las 2.00 horas, la española emprendió el camino de regreso hacia el hotel en el que se hospedaba, cerca del aeropuerto de Múnich, cuando fue atacada por detrás por un desconocido y violada.

No obstante, la joven no fue descubierta hasta las seis de la mañana, cuando un hombre que practicaba "jogging" la encontró, con claros síntomas de hipotermia, en las proximidades del aeropuerto de Munich, en una pequeña colina para visitantes desde la que se puede contemplar la pista de despegue.

La española estaba pidiendo ayuda y el hombre alertó inmediatamente a los servicios de emergencia, que la trasladaron de urgencia a un centro médico cercano, donde fue atendida.

Las fuerzas de seguridad, que han iniciado de oficio una investigación, están buscando a los dos hombres de la fiesta, aunque se desconoce si están de alguna forma relacionados con la violación.

Según las descripciones aportadas por las fuerzas de seguridad, ambos eran morenos y uno no hablaba ni inglés ni alemán y el otro algo de inglés y casi nada de alemán, y su lengua materna común podría, según testigos, ser el árabe. La Policía busca también a testigos que puedan aportar datos de lo sucedido tanto en la fiesta popular como en el lugar de los hechos.