Público
Público

8M Una cadena de mujeres inaugura el mes de revuelta feminista

Miles de mujeres han formado una cadena humana que ha rodeado el centro de Madrid. Este acto ha dado el pistoletazo de salida al mes de revuelta feminista, que culminará con la manifestación del 8-M. 

Feministas en la cadena humana.
Feministas en la cadena humana. Foto: Arancha Ríos

A un mes del 8 de marzo, las feministas han demostrado que la unión hace la fuerza. Una cadena kilométrica de mujeres vestidas de morado ha cercado el centro de Madrid para arrancar la revuelta feminista: cuatro semanas en las que las activistas celebrarán distintos eventos hasta el Día Internacional de la Mujer.

Bufandas, chaquetas, camisetas, abrigos, cintas y pañuelos del color que simboliza la lucha feminista han unido a las miles de mujeres inscritas en el acto organizado por la Comisión del 8-M. Mientras las coordinadoras del evento pedían a las participantes que extendieran sus brazos lo máximo posible para ocupar toda la calle, la cadena humana aumentaba a buen ritmo por minutos.

En la Puerta del Sol, frente a la estatua La Mariblanca, varias de ellas bailaban y cantaban con el puño en alto por los derechos de las trabajadoras del hogar. Entre ellas estaba Cristina, una activista que considera necesario dar visibilidad a este colectivo, ya que, debido a que la mayoría son migrantes, "sufren muchísimos abusos porque no pueden denunciar por la falta de un contrato legal".

La de Cristina es solo una de las múltiples luchas que engloba esta revuelta: hasta nueve áreas temáticas más han articulado la cadena feminista. Son derecho a la vivienda, educación feminista, autodefensa, antirracismo, trabajadoras domésticas, precariedad, ecofeminismo, pensiones dignas, disidencias de cuerpo, sexual y de género, y barrios y pueblos. 

Junto a sus compañeras, Diana ocupa parte de la calle Arenal para manifestarse a favor de la disidencia de cuerpo, sexual y de género. A la feminista, integrante de la organización de familias Trans Euforia, le ha sorprendido que acudiesen tantas personas al evento, porque no lo ha visto "tan difundido por la redes sociales". A pesar de ello, el viernes ya se habían apuntado más de 6.000 mujeres. 

Casi en Ópera, un grupo de cinco amigas uniformadas con bufandas de plumas moradas se manifestaban cogidas de la mano. "Ésta es la única manera de salir de este atolladero. Hay que visibilizarse", han explicado sin soltarse en ningún momento. Para lograr ese objetivo, cada una de ellas participará en todas las actividades feministas "que hagan falta" hasta que culmine la revuelta con el 8-M.


placeholder

"Con esta propuesta queríamos representar la unión entre todas. Un tramo se junta con el otro, que es eso lo que hace la fuerza", explica Chelo Hernández, una de las integrantes de la Comisión del 8-M. Según Hernández, educación feminista ha sido el área en el que más mujeres se han inscrito. "La de pensiones dignas ha sido la que menos, pero porque había que apuntarse por redes y son gente mayor", apunta.

Tras una hora formando la cadena, las feministas se han reunido en la Puerta del Sol. Juntas han gritado los lemas que han acompañado a tantas otras protestas por la igualdad, como "no estamos todas, faltan las asesinadas", "aquí estamos las feministas" o "si nos paramos nosotras, se para el mundo".

A punto de finalizar la concentración, ha comenzado llover. Ha sido cuando, juntas, han abierto sus paraguas morados y han gritado: "No está lloviendo, el patriarcado está llorando".

Imagen de la cadena feminista. Foto: Arancha Ríos

Las acciones del mes de revuelta

La cadena feminista ha dado el pistoletazo de salida al mes de revuelta. En toda España se celebrarán distintas acciones que celebrarán el feminismo y lucharán por visibilizar las desigualdades entre los distintos colectivos. 

Entre otras, destaca la operación araña que se pondrá en marcha en la Comunidad de Madrid a partir del 22 de febrero. Un centenar de asambleas feministas de barrios y pueblos acudirán al centro de la ciudad en transporte público haciendo representaciones para denunciar la violencia que padecen las mujeres. 

Además, el Teatro del Barrio acogerá la exposición de fotografía de un concurso sobre imágenes que simbolicen las violencias machistas mientras que el domingo 1 de marzo tendrá lugar la carrera feminista. 

Feministas en la cadena humana. Foto: Arancha Ríos



Más noticias de Política y Sociedad