Público
Público

Blanco acusa al PP de jalear a los falangistas

De Cospedal culpa al PSOE de poner en riesgo la democracia. Fotogalería de las protestas de La Falange

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los grandes partidos recuperaron ayer el primer plano con un agrio cruce de acusaciones en torno a las manifestaciones contra el franquismo. El ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE, José Blanco, acudió a la localidad madrileña de Fuenlabrada para insuflar ánimo a los militantes de cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas, junto al secretario general delPSM, Tomás Gómez, y acabó criticando más duramente de lo habitual a los líderesconservadores.

Un mensaje llegó a su móvil en medio del mitin. La número dos del PP, María Dolores de Cospedal, acusaba al PSOE y al Gobierno de 'poner en riesgo la democracia'. El ministro calificó de 'repugnantes' esas declaraciones y subrayó que lo que está en riesgo es 'el PP, que con su comportamiento da oxígeno, jaleando todos los días, a los falangistas'. El dirigente socialista defendió el respeto de su partido a la independencia de los jueces y la libertad de expresión de los ciudadanos. No sólo de los que acudieron a las marchas contra la impunidad del franquismo sino de cualquiera, hubiese sido jaleada por el PP o no. 'A Rajoy sólo le parecen actos democráticos las manifestaciones en las que participa él y su gente, y cuando participan los demás son antidemocráticos', señaló después de recordar que el PP se echó a la calle en contra de la resolución del Tribunal Supremo, que había acortado el periodo de cárcel a Iñaki de Juana Chaos.

Blanco critica 'la doble vara de medir' de Rajoy sobre las manifestaciones

Para el vicesecretario general del PSOE, los conservadores siguen aplicando 'la ley del embudo' cuando se refieren a la independencia judicial. El PP, dijo, 'la defiende persiguiendo a los jueces, como Garzón, y acusando a la policía de falsificar pruebas cuando el zapato aprieta. Esa es la doble vara de medir'. Los militantes fuenlabreños aplaudieron mucho las críticas al liderazgo de Mariano Rajoy que, según dijo Blanco, 'se ha convertido en cuestión de fe'.

En las filas de IU también hubo reacciones a las críticas del PP. Para el coordinador general de Madrid, Gregorio Gordo, la movilización de ayer no fue 'una reunión de carcamales resentidos (como había dicho Esperanza Aguirre), sino de ciudadanos libresque consideran que la justicia no puede estar en manos de desaprensivos'.

La portavoz del PP afirma que el PSOE quiere 'tapar su incompetencia'

Los conservadores siguieron en sus trece. Además de Cospedal, el PP hizo salir a la vicesecretaria de Organización, Ana Mato, quien advirtió que también está en peligro 'la independencia judicial'. A su juicio, es 'inaceptable' que se 'avalen' las manifestaciones que hubo por toda España y pidió a Zapatero queexplique si está o no del lado de la Constitución y de la independencia del Poder Judicial.

El despliegue se completó con la portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, quien acusó al Gobierno y al PSOE de impulsar una campaña de crispación 'para tapar su incompetencia frente a la crisis'. Además, afirmó en Onda Cero que Blanco ha convertido el Ministerio de Fomento 'en una agencia de colocación de antiguos imputados del PSOE'. De los del caso Gürtel no dijo nada.

El presidente fundador del PP, Manuel Fraga, reconoció en una entrevista en La Nueva España que Garzón 'ha hecho toda clase de cosas, algunas acertadas, dentro y fuera de España. Pero evidentemente no ha acertado en todas sus propuestas. Y parece evidente que algunos compañeros se han cansado de verlo constantemente en las primeras páginas de los periódicos'. Así, entiende que esa actitud le está pasando una factura 'muy justificada'.

Además, ante la polémica surgida sobre la memoria histórica, Fraga sostiene que 'conviene tener sentido común y ejercitar la memoria histórica, pero toda, y mirar a la historia no sólo en sus partes buenas, sino también en las malas, para obtener una visión adecuada de conjunto. Y sus conclusiones también', precisó.

En todo caso, concluyó el presidente fundador del PP, sería 'mejor' que los argentinos 'se metieran en sus asuntos'. 'Tienen, creo, bastantes problemas ellos como para entrar ahora en esto de lajurisdicción universal'.

Más noticias en Política y Sociedad