Público
Público

China salda sus deudas con Hollywood

Las autoridades de Pekín deben más de 200 millones de dólares a los estudios estadounidenses por los estrenos de este año. Las productoras se llevan en 25% de los ingresos de la taquilla china

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

China ha acordado reanudar los pagos que adeuda a los estudios de Hollywood por la recaudación en taquilla de sus películas después de que las dos partes resolvieran una disputa de impuestos que mantenían desde hace meses. Según reconoció la Asociación Cinematográfica de América (MPAA, por sus siglas en inglés), el grupo comercial que gestiona en bloque los estudios de Hollywood, China Film Group (el distribuidor en el país asiático, de propiedad estatal, encargado de programar el calendario de estrenos en el país) paralizó los pagos a las productoras de Hollywood debido a problemas con un nuevo impuesto al valor añadido aplicado en China desde el 1 de agosto.

La empresa estatal china quería deducir el impuesto de la cantidad que los estudios ganan por la venta de entradas. En virtud de un acuerdo firmado en 2012 entre los gobiernos de China y EEUU, las productoras estadounidenses incrementaron su porcentaje de ingresos hasta el 25% de la taquilla china, cuando antes recibía entre el 13,5% y el 17,5%. Deducir el nuevo impuesto habría recortado dos puntos porcentuales lo que los estudios ganan.

La MPAA no especificó cuándo se interrumpieron los pagos, pero diversos medios especializados estadounidenses señalaron que los retrasos podrían haberse prolongado desde marzo y que la cantidad adeudada a los estudios de Hollywood podría exceder los 200 millones de dólares (150 millones de euros).

Según las estimaciones realizdas por la publicación especializada The Hollywood Reporter, las autoridades chinas deberían a Warner Bros. unos 31 millones de dólares por la taquilla de Man of Steel, de El Hobbit: Un viaje inesperado y de Jack el cazagigantes. A Sony le deberían 23 millones de dólares por las ganancias de Skyfall y de After Earth. La deuda con Paramount ascendería a a unos 30 millones por los estrenos de la secuela de GI Joe y por Jack Reacher. Cifra similar a lo que debería a Disney tan solo por el estreno de Iron Man 3 que recaudó 121 millones en China, a los que habría que sumar otros cinco millones por Oz, un mundo de fantasía. Otra de las grandes perjudicadas es Universal, a la que se le deberían unos 34 millones por Oblivion y por Los Miserables. Incluso hay estudios que denuncian que no han recibido los pagos por títulos del año pasado, como Fox, a la que se le deberían 23 millones de dólares por la taquilla de La vida de Pi.

En cualquier otra circunstancia, los estudios de Hollywood se habría negado a que sus películas siguieran siendo estrenadas en el país. Pero con China en camino de convertirse en el mayor mercado de cine en el mundo (ya ha superado a Japón y podría hacer lo propio con EEUU en los próximos cinco años), los estudios se mostraban reticentes a cerrar las puertas y retener sus películas.

'Nos agrada oír que el Gobierno chino ha abordado la cuestión y que todo el dinero adeudado se pagará al completo', dijeron el consejero delegado de la MPAA y el presidente Chris Dodd. 'Entendemos que el proceso de pago ha comenzado de nuevo'.

Antes del acuerdo de 2012, las productoras estadounidenses habían protestado durante largo tiempo sobre las duras restricciones de China a las películas extranjeras, al decir que contribuían a aumentar la demanda de DVDs piratas que están muy extendidos en China.

Más noticias en Política y Sociedad