Público
Público

El Congreso de EEUU debatirá el ataque a Siria a partir del 9 de septiembre

Los republicanos se muestran complacidos por que el presidente esté buscando la autorización de la cámara para la acción militar. Obama no ha aclarado si emprendería la ofensiva sin este apoyo.

EFE

El Congreso estadounidense espera comenzar a debatir la autorización solicitada por el presidente Barack Obama para llevar a cabo una acción militar en Siria a partir del 9 de septiembre, han anunciado los líderes republicanos de la cámara baja en un comunicado encabezado por la máxima autoridad de ésta, John Boehner. "Tras consultar con el presidente, esperamos que la Cámara de Representantes considere una medida en la semana del 9 de septiembre", recoge el texto.

El Congreso está de receso veraniego y su vuelta al trabajo está prevista precisamente para el 9 de septiembre. "Según la Constitución, la responsabilidad de declarar la guerra reside en el Congreso. Nos complace que el presidente esté buscando autorización para cualquier acción militar en Siria", aclara el comunicado suscrito por Boehner y sus colegas republicanos Eric Cantor, Kevin McCarthy y Cathy McMorris. La declaración de los legisladores agrega que hasta el 9 de septiembre, Obama tendrá "tiempo" de exponer sus argumentos en favor de una acción militar en Siria "ante el Congreso y el pueblo estadounidense".

Obama anunció hoy que ha tomado la decisión de llevar a cabo una "acción militar" contra Siria, aunque aclaró que ese ataque no será inminente y que buscará la autorización del Congreso. "Tras una deliberación cuidadosa he decidido que Estados Unidos debe llevar a cabo una acción militar contra objetivos militares del régimen sirio", señaló Obama en su comparecencia en la Rosaleda de la Casa Blanca acompañado de su vicepresidente, Joe Biden.

"Estamos preparados para atacar cuando decidamos", advirtió Obama, cuyo Gobierno ha dado por probado que el régimen del presidente Bachar Al Asad fue el responsable del presunto ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto en la periferia de Damasco y busca castigarlo por esa acción. Ese ataque fue "un asalto a la dignidad humana", enfatizó el presidente estadounidense.

Según Obama, la respuesta militar de Estados Unidos a ese ataque "no depende del calendario" y puede producirse cuando Washington lo quiera, en un día o en un mes. "Aunque creo que tengo la autoridad para llevar a cabo esta acción militar sin una autorización específica del Congreso, sé que el país será más fuerte si tomamos esa medida y nuestras acciones serán incluso más eficaces", argumentó el mandatario. Lo que Obama no ha dejado claro es si llevará a cabo la acción militar contra Siria incluso si el Congreso no da su autorización.