Público
Público

La deuda de hogares se modera por el difícil acceso al crédito y menor confianza

EFE

El endurecimiento de las condiciones de financiación y la menor confianza de los hogares contribuyeron a que el avance de la deuda de los hogares se desacelerase un punto en un año, al crecer el 7 por ciento en agosto.

Así consta en el boletín de octubre del Banco de España, que destaca que el menor dinamismo se observó tanto en el crédito para la adquisición de vivienda como en los fondos destinados al consumo y otros fines, cuyos ritmos de expansión descendieron hasta alcanzar registros del 7 por ciento y del 8 por ciento respectivamente, en relación con el mismo periodo de 2007.

Además, la inversión en activos financieros volvió a moderarse en el segundo trimestre, con una tasa interanual en el entorno del 6 por ciento del PIB, más de un punto porcentual por debajo del nivel de marzo.

Asimismo, los depósitos a plazo, incluidos en la partida otros depósitos y valores de renta fija, siguieron ganando peso, mientras que las adquisiciones netas de participaciones en fondos de inversión y de medios de pago fueron negativas.

El Banco de España considera que las caídas de las bolsas y la "acusada" desaceleración de los precios de la vivienda están teniendo un efecto "desfavorable" sobre la riqueza de las familias, que posponen sus decisiones de gasto en bienes de consumo duradero, aunque al mismo tiempo mejora la tasa de ahorro de los hogares, que está en el 10,7 por ciento de su renta disponible.

Según la entidad supervisora, el intenso crecimiento demográfico y el aumento de la creación de nuevos hogares han impulsado el avance del consumo agregado desde finales del siglo XX.

Además, indica que algunos factores de carácter estructural, relacionados con la disminución del tamaño de las unidades familiares y con la composición del gasto han contribuido a elevar el gasto medio por persona en las dos últimas décadas.

Más noticias de Política y Sociedad