Público
Público

EEUU ha aprobado 17 permisos petrolíferos desde el vertido

 

 

AGENCIAS

Diez días después de que tuviera lugar la explosión de la plataforma Deepwater Horizon en el Golfo de México, el presidente de EEUU, Barack Obama, anunciaba que congelaría las nuevas licencias de explotación petrolera hasta que concluyeran las investigaciones sobre el accidente y se pusieran en práctica nuevas medidas de seguridad. Sin embargo, casi un mes después, sin que el culpable esté claro y con al menos 800.000 litros de crudo filtrándose cada día desde el pozo, el Servicio de Administración Mineral (MMS) de EEUU ha aprobado al menos 17 permisos y 19 exenciones medioambientales a proyectos de explotación, según The New York Times. Seis de estos proyectos están planteados a mayor profundidad de la que se encontraba la Deepwater Horizon, lo que generará más dificultad y peligro a la explotación.

Obama también aseguró que se cerrarían los vacíos legales que permitieron a algunas compañías eludir revisiones ambientales. No obstante, fuentes del MMS afirman que el organismo no tiene intención de detener las nuevas explotaciones de petróleo y gas, aunque ninguno de ellos ha comenzado a perforar. Por su parte, responsables del Departamento de Interior declararon al diario que el freno sólo se refería a los permisos de explotación en nuevos pozos y no a los ya existentes.

Mientras tanto, los esfuerzos por contener el vertido continúan en la zona. Los costes casi alcanzan los 600 millones de euros, según anunció ayer BP. Además, la compañía afirmó que destinará otros 400 millones para un programa de investigación sobre los efectos del derrame.

Más noticias de Política y Sociedad