Público
Público

España apoya un pacto de la UE sobre inmigración pero se opone al contrato de integración

EFE

El Gobierno español es partidario de que la UE alcance un pacto político sobre inmigración para combatir la llegada de indocumentados, pero rechaza introducir un "contrato de integración" en el que los recién llegados se comprometan a aprender el idioma y respetar las leyes del país de acogida.

El secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, explicó hoy que España está trabajando con Francia en la definición del citado pacto y espera que en octubre pueda presentarse al resto de líderes de la UE para recibir su visto bueno.

Según la información difundida hoy por el diario británico Financial Times, el Gobierno francés, que en el segundo semestre de 2008 ocupará la presidencia de turno de la UE, está preparando una iniciativa para endurecer los requisitos a la inmigración.

Entre otras cosas, la iniciativa francesa plantea establecer "contratos de integración" que deberán firmar a su llegada los inmigrantes, en el que se comprometerían a respetar los "valores nacionales y europeos", así como clases de idioma obligatorias.

En declaraciones a los periodistas antes de asistir a un encuentro de los Veintisiete sobre Competitividad, López Garrido consideró importante que Europa alcance un pacto sobre inmigración, basado en la defensa de los derechos fundamentales y que mire a la inmigración legal como un fenómeno positivo.

Pero dejó claro que no se pueden poner "obstáculos innecesarios" a la llegada de unos trabajadores que cubren empleos que no quieren los nacionales.

A su juicio, hay "cosas de perogrullo" que no es necesario poner por escrito, como que los inmigrantes deben respetar la ley del país de acogida, pues ya están obligados a ello, igual que los ciudadanos nacionales.

Respecto al aprendizaje del idioma, López Garrido incidió en que es un deber para el inmigrante, pero también es un deber para la administración del país hacerlo posible, y opinó que implantar un examen a la llegada puede convertirse en un obstáculo innecesario.

El secretario de Estado recalcó que hay que trabajar por la integración de los inmigrantes, pero insistió en que "poner requisitos de cara a la galería que son en la práctica innecesarios no es la vía adecuada".

A su juicio, la vía adecuada para la integración es el cumplimiento de la ley y aplicar unas políticas de integración que ya se están llevando a cabo en Europa.

Más noticias de Política y Sociedad