Público
Público
Únete a nosotros

España denuncia ante el G20 la expropiación argentina de la petrolera YPF

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España llevó hoy al Grupo de los Veinte (G20) su denuncia de la expropiación del 51 por ciento de Repsol en la petrolera YPF, llevada a cabo por el Gobierno argentino, como parte de una ofensiva encaminada a presionar a Buenos Aires desde las organizaciones multilaterales.

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, aprovechó los encuentros de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM) para airear el contencioso ante el influyente grupo que reúne a los países más ricos y a los emergentes, entre ellos Argentina.

Según anunció el propio De Guindos en rueda de prensa, el resultado de la gestión fue la inclusión en la declaración final del G20 de un párrafo en el que los ministros y banqueros centrales instan a "proteger las inversiones" y "evitar el proteccionismo".

"Vivimos en un mundo en el que hay múltiples instituciones multilaterales, en las cuales tratamos de coordinarnos y cooperar para que el mundo avance", afirmó el ministro.

Ahí es donde el Gobierno español, dijo, quiere explicar lo que considera que es una medida "negativa, incorrecta, que hace daño a los flujos de inversión internacional, a lo que es también la propia economía argentina y a lo que es la seguridad jurídica".

Según él, "otros muchos" defendieron en estos foros multilaterales la postura española.

"Ahí habrá que ver quién está apoyado y quién está en minoría, y eso se irá viendo y se está viendo ya en los últimos días", aseguró.

El ministro argentino de Economía, Hernán Lorenzino, discrepó abiertamente de la interpretación del comunicado final ofrecida por el titular español.

"No recuerdo un comunicado del G20 que no hable del proteccionismo", dijo Lorenzino en una conferencia de prensa posterior.

Aunque coincidieron en la misma reunión, De Guindos y Lorenzino no mantuvieron ningún contacto en Washington, según aseguraron ambos.

Por su lado, el secretario de Hacienda de México, José Antonio Meade, que presidió la reunión ministerial, confirmó que el G20 mantiene su compromiso con el libre comercio y la lucha contra el proteccionismo.

Puntualizó, no obstante, que el grupo "es un foro para buscar consensos y coordinar políticas, y no para disputas bilaterales".

También el comisario europeo de Asuntos económicos y monetarios, Olli Rehn, comentó a los medios que el contencioso hispano-argentino no formaba parte de la agenda del G20.

Para De Guindos, lo importante es que "el sentimiento general" de la reunión fue "de apoyo al Gobierno español" y de condena a una medida, la adoptada por el Gobierno argentino, que "es negativa" en primer lugar para el propio país que la ha tomado.

"Estas actuaciones no solo son negativas desde el punto de vista de la seguridad de las inversiones, sino fundamentalmente para las poblaciones de los países donde se toman estas decisiones", insistió el ministro español.

Reiteró que "el Gobierno español va a utilizar todos los medios legales que tiene a su alcance para rechazar una decisión que considera que es injusta y negativa no sólo para una empresa concreta, sino también para el entorno en el cual se tiene que mover la economía mundial".

Preguntado si España descartaba una solución negociada antes de recurrir a instancias internacionales de arbitraje, como el CIADI, integrado en el grupo del Banco Mundial, De Guindos respondió que no iba a prejuzgar "absolutamente nada".

En el segundo párrafo del comunicado adoptado en Washington, el G20 constata que la recuperación de la economía global sigue siendo "modesta" y las expectativas de crecimiento para 2012, "moderadas".

A este respecto, los miembros del grupo reiteran su voluntad de "reducir los riesgos" actuales.

"En un contexto de alto desempleo y endeudamiento en muchos países, sigue siendo un elemento central de nuestros compromisos el apoyar el crecimiento y la creación de empleo, las reformas estructurales, la restauración de la sostenibilidad fiscal a medio plazo y la promoción del reequilibrio global".

Y a este respecto añade que "la protección de las inversiones resulta crucial para la recuperación global" y, "de acuerdo con el mandato dado por nuestros líderes en Cannes", reafirma el "compromiso de evitar el proteccionismo".

Más noticias en Política y Sociedad