Público
Público

Esquerra rechaza un Gobierno de coalición con CiU

La negativa de Junqueras pone de manifiesto el fracaso de la estrategia de Mas, que había supeditado la celebración del referéndum de autodeterminación a la creación de un ejecutivo estable que sólo podr&iacu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

ERC ha rechazado este miércoles entrar en el nuevo Govern de la Generalitat y así se lo ha trasladado su líder, Oriol Junqueras, al presidente en funciones, Artur Mas, en una reunión que ambos han mantenido. Fuentes de ambas formaciones han confirmado a Efe esta decisión, aunque sí han subrayado que Esquerra se ha mostrado dispuesta a facilitar la investidura de Mas como presidente.

Tras conocerse el resultado electoral, la estrategia de los nacionalistas ha pasado por intentar atraer a ERC con el argumento de que sólo impulsaría de forma definitiva el proceso soberanista si Catalunya contaba con un Gobierno estable, algo que sólo habría sido posible a través del pacto con la formación que lidera Junqueras y que es complicado si CiU sólo cuenta con apoyos puntuales. No obstante, ERC sí ha expresado su voluntad de 'colaborar' con CiU e incluso garantizar su 'estabilidad' parlamentaria si la coalición pone encima de la mesa una 'agenda nacional clara', que incluya el referéndum de autodeterminación.

Según fuentes de ERC, Junqueras ha trasladado a Mas la disposición de su partido a facilitar su investidura como presidente y la constitución del nuevo Govern, pero sin formar parte de él, ya que Esquerra considera que el papel que le corresponde ahora es el de ejercer una 'oposición responsable' desde fuera del ejecutivo. Esto no será un obstáculo, sin embargo, han asegurado las mismas fuentes, para que ERC exprese su voluntad de 'colaborar' con el gobierno de CiU e incluso garantizar su 'estabilidad' parlamentaria, si éste pone encima de la mesa una 'agenda nacional clara', que incluya el referéndum de autodeterminación, y suaviza las medidas de austeridad con una política económica más 'social'.

Ambos dirigentes, que se reunieron este miércoles durante una hora mientras comían, ya mantuvieron ayer una primera conversación telefónica, según fuentes de ambas formaciones. Junqueras ha mantenido posteriormente una conversación telefónica con el líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, para intercambiar impresiones sobre el comienzo de las negociaciones.

Sin saber cómo evolucionarán las conversaciones entre ambas formaciones, la dirección de ERC quiere transmitir a la formación que ha ganado las elecciones y que tiene la responsabilidad de formar gobierno, CiU, que podrá contar con su apoyo y que será un socio 'leal', si esta última mantiene sus compromisos electorales. Al parecer, las conversaciones CiU-ERC girarán en torno a cuatro ejes: investidura, presupuestos, acción exterior y referéndum.

Este contacto entre Mas y Junqueras se produce 24 horas después de que desde CiU y desde el gobierno catalán se hayan multiplicado las voces que reclaman un gobierno 'fuerte' que tire adelante la celebración de una consulta soberanista, para lo que también se pide 'corresponsabilidad' en la gestión del Govern y el desgaste que comportará recortar más de 4.000 millones de euros en 2013.

Por el momento, el líder del PSC, Pere Navarro, no ha recibido ninguna llamada por parte de Mas, según fuentes socialistas.

Más noticias en Política y Sociedad