Público
Público

Ibarretxe no acepta perder el poder: "La sociedad vasca me avala a mí"

Culpa a PSOE y PP de utilizar de manera perversa instrumentos legales para lograr un liderazgo "frágil" en Euskadi

LUIS REPISO

El PNV no asume quedarse fuera del poder. El candidato jetzale a la lehendakaritza, Juan José Ibarretxe, ha vuelto a defender la idea de que su formación fue la más votada por "vascos y vascas", y ha culpado a PSOE y PP de utilizar de manera perversa instrumentos legales para lograr un poder "frágil" en Euskadi.

"No seré yo quien ponga en duda la legalidad del Gobierno del señor López, pero la sociedad me avala a mí", ha afirmado Ibarretxe, quien ha reconocido que presenta su candidatura "por respeto a los ciudadanos que nos han respaldado".

Ibarretxe ha culpado a PP y PSOE de poner las cuestiones de Estado por encima de los deseos de la sociedad vasca, así como de utilizar para ello la ley de partidos "que en 2002 planteó Aznar junto a un PSOE entusiasta".

"Nos tendrá en frente quien supedite los intereses de Euskadi a los de España", ha asegurado el lehendakari en funciones.

"¿Por qué no se utilizó en 2005 la ley de partidos para ilegalizar a todas las fuerzas que ilegalizarían después?", se ha preguntado Ibarretxe, quien se ha respondido a sí mismo en tono de reproche: "Por una cuestión fundamentalmente electoralista y porque el PSOE estaba dialogando con ETA". 

Ibarretxe, quien ha recordado la convulsa situación que se produjo entre PSOE y PP a raíz de la negociación con los terroristas, ha opinado que "se negociaba una tregua dejando al PP al margen lo que significaba una traición".

El candidato del PNV a lehendakari, quien ha defendido fervientemente una gestión, la suya, que ha permitido que Euskadi sufra menos la crisis, ha interpretado que la sociedad vasca "ha vuelto a dar la espalda, con amplia diferencia, al PSOE y al PP, pero a pesar de esto van a cumplir su objetivo de gobernar".

"Los Gobiernos que nacen contra las urnas mueren en las urnas" , ha argumentado Ibarretxe, quien ha culpado a López de no ser de fiar y ha echado en cara al Poder Judicial que sentaran a un lehendakari en el banquillo por una reunión, lo que "criminaliza el diálogo". 

Ibarretxe también ha defendido el camino marcado por su Gobierno hacia la paz, basado en varios puntos fundamentales: "El rechazo frontal al terrorismo, la defensa al derecho a la vida como prioridad, la separación del problema de la violencia y de la normalización política, la defensa de las víctimas del terrorismo, la defensa de los derechos humanos y el diálogo institucional".  

Más noticias