Público
Público

Marcial Dorado sobre Feijóo: "Que no escape, que sea valiente"

Siete años después de la publicación de su célebre foto, la versión del narcotraficante sobre la relación y el fin de su amistad contradice a la del presidente de la Xunta en ‘Lo de Évole’

Marcial Dorado
Marcial Dorado durante la entrevista con Évole.

Dos meses antes de que Feijóo pretenda convocar elecciones autonómicas en Galicia, la sombra de Marcial Dorado y una de las polémicas más críticas de su carrera política han vuelto a salpicarle. Siete años después de la publicación de su célebre foto, la versión del narcotraficante sobre la relación y el fin de su amistad contradice a la del presidente de la Xunta en ‘Lo de Évole’.

Jordi Évole ha entrevistado al narcotraficante gallego Marcial Dorado. La fecha de emisión del programa habría sido el 15 de marzo y tocaría en la campaña electoral gallega, pero la crisis de la COVID-19 impidió la celebración de los comicios autonómicos. Antes de que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, convoque elecciones en julio para renovar su mandato en la Xunta, la relación con Dorado vuelve a incomodar el escenario político del mandatario.

Marcial Dorado es detenido en 2003 y aunque reconozca que no le gusta dar entrevistas accede a un encuentro con Jordi Évole, la primera vez que se escucha de su boca la relación con el presidente de la Xunta. Lleva 13 años en la cárcel, ha pasado por 22 prisiones, ha sido condenado por narcotráfico, blanqueo de capitales y por soborno a dos agentes de la Guardia Civil. Aún así, Dorado niega ser narcotraficante, y asegura que, de serlo, "sería de los buenos" y que "no estaría en la cárcel".

Además de su actividad con las drogas, Dorado es conocido por su relación de amistad con el presidente de la Xunta y por unas fotos de 1995 publicadas en El País en 2013, donde se les ve a ambos en un barco. Este hecho marcaría la imagen del actual líder autonómico al vincularlo con uno de los narcotraficantes más populares de las Rías Baixas. En cuanto a las fotos, Feijóo reconoció en Salvados que eran "difíciles de explicar" y que tuvo que dar "muchas explicaciones" sobre las mismas. Ahora intenta esquivarlas con la excusa de que las imágenes tienen más de 20 años. Y es que, durante la década de los 90, Feijóo y Dorado compartieron una amistad, con viajes a Ibiza, Portugal o los Picos de Europa.

Marcial Dorado durante la entrevista.

"Entre el señor Dorado y yo no hay ni una amistad estrecha ni ancha, ni una relación directa, lo conozco a través de un compañero de la Xunta de Galicia. Cuando lo conocí no sabía de su actividad ni nada", manifestó Feijóo ante los medios de comunicación cuando el retrato salió a la luz. Dorado dijo que sí le consideraba su amigo, y que, en ese momento, el presidente "no estaba hablando con el corazón sino con el cerebro de político".

En la entrevista con Évole de hace dos años, Feijóo cuenta que desconocía los asuntos de Dorado aún cuando el arousano ocupó múltiples portadas de periódicos gallegos en una época señalada para el narcotráfico en la comunidad, cuando los grandes del contrabando de tabaco se pasaron a la cocaína: "Usted cree que si yo supiese esto… qué ganaba yo", dijo Feijóo. Dorado percibió la actuación del presidente y alegó: "Se empacha de una manera… No supo salir, se puso muy nervioso y no tenía por qué". Cree que Feijóo no tiene que arrepentirse, porque "nunca" hablaron de su actividad, asegura que "jamás" hicieron negocios y que no financió al PP gallego con ellos.

Aunque el presidente le reste importancia cada vez que los medios le pregunten sobre su relación con Dorado, las contradicciones tras la versión aportada en la entrevista descubren que todavía queda mucho por saber y que la verdad se desconoce. El presidiario asegura que la última vez que habló con Feijóo fue alrededor del 2000, sin embargo, el barón gallego declaró ante los medios de comunicación que fue en 1997 cuando rompió relación, tras conocer la actividad de su compañero cuando la justicia le penó.

El condenado cuenta a Jordi Évole que alrededor del 2000 o 2001 dejan de ser amigos y que es él el que decide distanciarse porque Feijóo "está mucho en política". La última vez que se vieron, según la versión del arousano, es el actual presidente el que le llama porque "es empresario" y se vieron. Ahora, si el líder del PP gallego entrase por la puerta y se encontrase con él, Dorado dice que le "entendería" y que Feijóo "escaparía".

Considera que las fotos salieron para "quemar" la imagen del mandatario autonómico siendo él "el sacrificado". Cuenta que ha sido condenado para "dañar" a Feijóo y que cuando las imágenes se publicaron le denegaron los permisos penitenciarios. Según él, la foto tardó tantos años en salir porque había que esperar a que estuviese imputado para poder decir "Feijóo, amigo de un narcotraficante".

Dorado revela que ha tenido visitas de ministros "mandados" del PP de Madrid para "lanzar mierda" sobre Mariano Rajoy y Feijóo. Asimismo, relata que, en 2005, por un recado de un ministro del PSOE, le hicieron llegar que si hacía unas determinadas declaraciones se le "apartaría" de la cárcel.

En la actualidad, el pontevedrés se arrepiente de haberle vendido un barco a Roberto Leiro, el mismo en donde se encontraron 6 toneladas de cocaína y por el que fue procesado. Dorado, según cuenta, está "en contra" del narcotráfico, y cree que todo es una "vendetta", una "trampa". Piensa que hay una mano negra detrás y que quieren condenarlo desde hace muchos años. Sostiene que todos los millones en Suiza y paraísos fiscales "no son una barbaridad" y que provienen de negocios legales.

En el caso de que pueda votar en las próximas elecciones autonómicas, apostará por Feijóo. "Tendré que votar al que no es mi amigo", responde a Évole, y reconoce que de haber otro candidato "con la honradez" del barón gallego, le votaría. Después de todo, tiene claro que Feijóo era el "destinatario" de su "basura" y que desea ser recordado como "el hijo de Ramona", el que se fue a la Illa de Arousa con siete años.

Marcial Dorado.

Más noticias de Política y Sociedad