Público
Público

Las máscaras y el gel de alcohol previenen contagio de la gripe

Reuters

Por Anne Harding

Si quiere estar preparadopara la pandemia de gripe, un nuevo estudio aconseja almacenarmáscaras y gel de alcohol.

Los estudiantes que vivían en residencias universitarias yusaron máscaras por algunas horas al día y gel de alcohol parahigienizar las manos con regularidad disminuyeron a la mitad suriesgo de infectarse, según el equipo de la doctora Allison E.Aiello, de la University of Michigan, en Ann Arbor.

"Eso debería generalizarse a los lugares donde las personascomparten la vivienda y el comedor", como los cuartelesmilitares o los hogares para adultos mayores, dijo Aiello aReuters Health. "Hasta podemos ponerlo en práctica en cadahogar".

Para el equipo, las intervenciones no farmacológicas, comoel lavado de manos y el uso de máscaras, son clave contracualquier pandemia de influenza. Durante la de H1N1, la vacunatardó en llegar y la disponibilidad de los antivirales fue"limitada".

Para conocer cuáles son las medidas más efectivas paraprevenir el contagio, el equipo dividió a 1.437 estudiantesuniversitarios en tres grupos, según el edificio en el queresidían. Uno usó máscara más gel de alcohol, el otro usó sólomáscara y el tercero, el grupo de control, nada.

El equipo suspendió el estudio a las seis semanas, cuandola universidad confirmó el primer caso de influenza en elcampus, pero siguió incluyendo participantes en las dos semanassiguientes.

Durante ese último período, no hubo diferencias entre losgrupos en cuanto a la incidencia de enfermedades tipoinfluenza, lo cual pudo deberse a que la temporada de griperecién comenzaba, explicó Aiello.

Pero el equipo sí observó que el uso de máscara y de gel dealcohol para las manos redujo entre un 35 y un 51 por ciento laposibilidad de tener una gripe, comparado con el grupo decontrol.

Si bien los participantes que sólo usaron máscara fueronmenos propensos a contraer un virus de este tipo que el grupode control, la diferencia no fue estadísticamentesignificativa.

FUENTE: Journal of Infectious Diseases, 15 de febrero del2010

Más noticias de Política y Sociedad