Público
Público

Mil pilotos de Ryanair piden que se investigue la seguridad aérea de la compañía

El 94% de los trabajadores de la aerolínea consultados cree que se debe llevar a cabo una investigación sobre el impacto de las prácticas de empleo de la compañía en la seguridad

EUROPA PRESS

El 67% de los pilotos de Ryanair no se siente cómodo a la hora de plantear a la dirección de la compañía cuestiones de seguridad aérea a través del sistema de información interno, según revela una encuesta encargada por el Grupo de Pilotos de Ryanair (RPG), agrupación sindical no reconocida por la aerolínea, que publica el diario Financial Times (FT).

Según la encuesta, realizada entre más de 1.000 pilotos y copilotos de Ryanair -más de un tercio de los que dispone en plantilla-, el 89% considera que la cultura de seguridad de la compañía no es "ni transparente" ni "abierta".

La mayor aerolínea de bajo coste de Europa por ingresos se ha limitado a defender "un historial de seguridad de 29 años sin mancha" y ha evitado realizar ningún comentario al respecto.

La encuesta responde a la advertencia del jefe de pilotos de Ryanair, Ray Conway, lanzada el pasado mes de abril, en la que amenazaba a los firmantes de la petición de una investigación independiente sobre la política de contratación de la compañía de que podrían ser despedidos.

El directivo recordaba entonces que las denuncias o incidencias en torno a la seguridad deben tratarse siguiendo los protocolos internos de la compañía o denunciarse ante la Autoridad de Aviación Irlandesa (IAA).

El 94% de los trabajadores de Ryanair consultados cree que los reguladores deben llevar a cabo una investigación sobre el impacto de las prácticas de empleo de la compañía en la seguridad.

El presidente del consejo del RPG, Evert van Zwol, ha asegurado que existe una "fuerte sospecha" de que las prácticas de empleo de la aerolínea pueden afectar la seguridad del vuelo por lo que ven necesaria una investigación.

"La mayoría de los pilotos de Ryanair no están contratados directamente sino contratados a través de agencias", apuntó, por lo que expresó su preocupación acerca de sus condiciones laborales, donde "no tiene garantizadas un número de horas de trabajo". Los trabajadores de Ryanair reciben una serie de incentivos en función de su productividad.

Según el informe anual de Ryanair, sus pilotos tiene un límite de 900 horas durante su ejercicio fiscal siguiendo lo estipulado por la legislación irlandesa

Más noticias de Política y Sociedad