Público
Público

Rubalcaba: "Ahora tengo que echar al filtrador o filtradora"

El líder del PSOE, pillado mientras en conversación con Eduardo Madina acusa a Maru Menéndez de contar a la prensa las discrepancias que se pusieron de manifiesto en la Ejecutiva de su partido

I. A.


El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha sido pillado por las cámaras mientras conversaba con el secretario general del Grupo Socialista, Eduardo Madina, sobre las filtraciones a la prensa de las discrepancias que mantuvieron ayer los dirigentes de su partido, durante la reunión de la comisión ejecutiva federal. La conversación ha tenido lugar esta mañana, durante la reunión que han mantenido los diputados y senadores socialistas en el Congreso de los Diputados.

Varios medios informaron de que, durante el encuentro del lunes, se produjo una discusión entre diferentes miembros del PSOE sobre la idoneidad de exigir en sede parlamentaria la apertura de una comisión de investigación sobre la crisis de Bankia, que no ha pedido explícitamente el círculo más cercano a Rubalcaba. 

Según ha quedado de manifiesto en la grabación que puede observarse encima de estas líneas, el líder del PSOE conoce quién filtró esa discusión a la prensa: "Maru", dice él, en referencia a Maru Menéndez, mano derecha de Tomás Gómez en el PSM, miembro de la Ejecutiva federal socialista y conocida chaconista. Rubalcaba amenaza con expulsarla del partido. "Ahora tengo que echar al filtrador o filtradora", afirma.

La división que se puso de manifiesto en el 38 Congreso de los socialistas que se celebró el pasado mes de febrero en Sevilla ha vuelto a relucir esta semana a raíz de los diferentes pareceres sobre la gestión de la nacionalización de Bankia. Esta misma mañana, la que fue rival de Rubalcaba en el cónclave, Carme Chacón, exigía a la cúpula de su partido una mayor contundencia contra el Gobierno a la hora de pedirle explicaciones.

Fuentes cercanas al líder del PSOE han explicado a Público que la que ha trascendido ha sido una "conversación privada" entre Rubalcaba y Madina. No obstante, han querido dejar claro que ayer "se rompió" el acuerdo adoptado en el Congreso de Sevilla, por el que se pactó no filtrar a los medios las deliberaciones que tuvieran lugar en las reuniones de la Ejecutiva.

Además, han explicado que Menéndez ha telefoneado al líder del PSOE para defenderse de las acusaciones y para decirle que ella no fue la que hizo trascender el contenido de la reunión y que Rubalcaba le ha creído.

Más noticias de Política y Sociedad