Público
Público

El Supremo admite la querella de un grupo ultraderechista contra Garzón

El sindicato Manos Limpias, cuyo líder fue responsable de Fuerza Nueva, demandó al juez de la Audiencia Nacional por abrir una causa general contra el franquismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tribunal Supremo ha admitido a trámite una querella por prevaricación —precepto recogido en el artículo 446 del Código Penal, que castiga al magistrado que dicta una resolución injusta a sabiendas— presentada por el sindicato de ultraderecha Manos Limpias   contra el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, por la causa contra el franquismo, según fuentes judiciales.

'Esta sala, sin valorar ni prejuzgar lo sucedido, entiende que no se dan las condiciones para rechazar la admisión a trámite de esta querella', ya que 'lo afirmado en la querella no es algo que, ab initio, pueda considerarse ajeno al tipo penal de prevaricación, al menos como hipótesis que no se advierte sea ni absurda ni irracional', afirma el Alto Tribunal en el auto de admisión, tras tomar la decisión por unanimidad de los magistrados.

La querella fue presentada el pasado 26 de enero por el sindicato —que no cuenta con representación en ningún centro de trabajo— presidido por Miguel Bernard, ex responsable de la formación ultraderechista Fuerza Nueva, que también solicitaba que, en caso de que su iniciativa fuera admitida a trámite, el Consejo General del Poder Judicial suspenda cautelarmente de sus funciones al juez mientras termina de instruirse ese procedimiento —según fuentes del sindicato—.

Bernard ha explicado —a Europa Press— que la querella se interpuso por considerar que Garzón incurrió en prevariación al iniciar un procedimiento para la investigación y exhumación de las fosas del franquismo sin tener competencia para ello y en contra del criterio de la propia fiscalía de la Audiencia Nacional. 

El auto, firmado por el presidente de la sala de lo penal del TS, Juan Saavedra, y los magistrados Adolfo Prego, Joaquín Jiménez, Francisco Monterde y Juan Ramón Berdugo, declara la competncia de este tribunal para la instrucción y enjuiciamiento en su caso de esta causa y designa instructor al magistrado Luciano Varela, que citará a Garzón para tomarle declaración como imputado.

La Fiscalía había pedido al Supremo que archivara la querella, al estimar que 'no se aprecia que las resoluciones dictadas por el titular del juzgado central de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional reúnan los requisitos expuestos, dado que no se evidencia que el magistrado querellado haya actuado suplantando la 'ratio' y el fin de la norma por sus propias y particulares convicciones'.

Garzón, quien deberá comparecer en condición de imputado ante el alto tribunal, abrió en septiembre de 2008 una investigación para esclarecer las responsabilidades de los crímenes cometidos durante la dictadura.

El juez acusaba Franco y otros 44 miembros de sus Gobiernos y miembros de Falange de delitos contra Altos Organismos de la Nación y la forma de Gobierno, y detención ilegal con desaparición forzada de personas en un marco de 'crímenes contra la humanidad'.

Más noticias en Política y Sociedad