Público
Público

Hallan muerta en su casa a la actriz Verónica Forqué

De sonrisa icónica, la intérprete forma parte del imaginario cinematográfico de nuestro país. Su cuerpo sin vida a los 66 años edad nos deja huérfanos de una actriz virtuosa que hizo de la ingenuidad y la dulzura una obra de arte.

La actriz Verónica Forqué durante la entrevista.- FERNANDO SÁNCHEZ
La actriz Verónica Forqué durante una entrevista con 'Público' en su casa de Pozuelo el pasado 24 de septiembre de 2020.- FERNANDO SÁNCHEZ.

La carismática y reconocida actriz Verónica Forqué ha fallecido a la edad de 66 años. La Policía Nacional ha hallado su cadáver este lunes en su domicilio, donde –según fuentes de la investigación– Forqué se habría quitado la vida.

Una persona llamó al 112 a las 12:49 horas para avisar de un intento de suicidio en una vivienda ubicada en el número 7 de la calle Víctor de la Serna. Hasta el domicilio se desplazaron sanitarios del Summa 112, que solo pudieron confirmar el fallecimiento de la actriz.

De sonrisa icónica, la intérprete forma parte del imaginario cinematográfico de nuestro país. Hija del director y productor José María Forqué y de la escritora Carmen Vázquez-Vigo, Verónica dio el gran en su carrera de la mano de Pedro Almodóvar, encarnando a la entrañable Cristal en ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (1984).

Su trayectoria profesional ha ido pareja a la de grandes directores de nuestro país, que han contado con su enorme versatilidad dramática y su notable vis cómica para dar vida a sus personajes. Es el caso de Fernando Trueba, con quien rodó Sé infiel y no mires con quién y El año de las luces, cinta que le brindó el que sería su primer Goya como actriz de reparto.

Convertida en referente de la comedia, Forqué dominaba la escena con un estilo particular que ha hecho escuela en nuestro país

La sonrisa de Forqué, ese histrionismo marca de la casa, la capacidad de hacer reír y llorar casi al mismo tiempo, son sólo algunas de las vetas que nos ha dejado esta ya legendaria actriz. Unas dotes para la interpretación que le valieron cuatro Premios Goya. 

Su primer 'cabezón' como actriz protagonista lo recibió en 1988 por La vida alegre, fruto de ese entente que conformó con Fernando Colomo y que revitalizó la comedia de nuestro país. Aquel año hizo doblete con un segundo Goya, esta vez como actriz de reparto, en Moros y cristianos, de Luis García Berlanga. 

Convertida en referente de la comedia, con su timbre de voz tan inconfundible como almibarado, dominaba la escena con un estilo particular que ha hecho escuela en nuestro país. Forqué se instaló en ese delicado filo interpretativo en el que la comedia se funde con la vida, lo hacía con maestría, con una talento innato y el oficio de décadas sobre los escenarios.

La trayectoria profesional de Verónica Forqué ha ido pareja a la de grandes directores de nuestro país

La década de los noventa refrendó –si quedaba alguna duda– el talento dramático de Verónica Forqué. Su fructífera colaboración con Manuel Gómez Pereira en las comedias Salsa rosa o ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? dan buena muestra de la capacidad de la actriz para conectar con el público.

Verónica Forqué hizo de la dulzura y la ingenuidad una obra de arte en movimiento. Su talento forma parte de ya de la historia de nuestro cine, un cine que sin ella pierde esa risa al borde del llanto, un abismo que ella transitó como si no fuera nada, pero era mucho.

El mundo de la cultura llora su muerte

La imagen alegre que Forqué siempre ha mostrado seguirá en la mente de todos los amantes del cine y de sus compañeros, que al conocer el fallecimiento han querido recordar su simpatía, su dulzura, su espiritualidad y su ternura. Su última aparición pública fue hace dos semanas, en un desfile de moda organizado por Eduardo Navarrete, amigo y compañero de fatigas en Masterchef Celebrity, donde la actriz fue una de las grandes protagonistas

Pocos sabían antes de que comenzara el concurso que la divertida Verónica Forqué había pasado una grave depresión en 2014. Poco antes del final, abandonó el programa, agotada por el esfuerzo. Lo dijo en una carta leída por Pepe Rodríguez, el chef y juez que mejor se entendía con ella y que ha publicado un sentido mensaje en su cuenta de Instagram: "Qué triste me dejas!!!! Me quedo con tu sencillez, con tu amabilidad, con tu dulzura, con tu profesionalidad, con tu cariño, que suerte haberte conocido y disfrutado. En la plaza de las cadenas te espero!!! Te quiero Verónica!!".

"Desolado, me hubiera encantado hablar contigo ayer, darte las gracias por ser como eras, una enorme profesional y una persona increíble. Gracias por todo amiga, muy orgulloso de haber sido tu juez, tu 'jefe' y tu admirador por siempre. Descansa en paz", decía por su parte Jordi Cruz, otro de los chef del programa.

También sus compañeros en las cocinas se mostraban en shock, desde Eduardo Navarrete, que no podía contener las lágrimas, a Juanma Castaño, Miki Nadal, Arkano, Vanesa Romero, Carmina Barrios, Terelu Campos y Julian Iantzi, que han coincidido en calificar a Forqué como una de las personas "más bonitas y especiales" que han conocido.

Palabras sentidas tras una edición que levantó polémica y que, tras el fallecimiento de Forqué, ha provocado la petición en las redes de un espacio para la reflexión sobre las enfermedades mentales. "Esta terrible noticia pone el foco más que nunca en el problema de salud mental que tenemos en este país y el tabú del suicidio. Es hora de abordar esta pandemia silenciosa", pedía el dramaturgo y Premio Nacional de 2020 Guillem Glua.

Y desde el mundo del cine y de fuera de la gran pantalla, muchos mensajes de tristeza:

Tito Valverde, inolvidable Pepe que acompañó a Forqué/Pepa en la mítica serie de los noventa, ha asegurado que la actriz fue una de "las mujeres más importantes" de su vida. Y junto a sus amigos, anónimos admiradores de la actriz, que han convertido su nombre en una de las tendencias del día de Twitter con unanimidad absoluta en la palabra usada para reaccionar: "Shock".

Más noticias