Público
Público

Los votantes de Obama le ven más blanco que sus detractores

La tendencia ideológica influye en la percepción del tono de piel de un candidato político mestizo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ideología trastorna los sentidos. Es una de las conclusiones que se pueden extraer de un artículo publicado hoy en PNAS. Un estudio realizado por investigadores de varias universidades de EEUU muestra que, cuando se juzga a un candidato mestizo como Obama, hijo de blanca y de negro, sus partidarios consideran que las imágenes en las que tiene la piel más clara le representan mejor que las que lo muestran con un tono cutáneo más oscuro.

Para realizar su estudio, los investigadores tomaron una muestra de estudiantes universitarios y les preguntaron por su tendencia política. Después, les mostraron imágenes de Obama tomadas durante la campaña electoral de 2008. Algunas de las fotografías no fueron manipuladas, en otras se oscureció la piel del presidente de EEUU y en un tercer grupo se aclaró. Los científicos observaron que los estudiantes que se habían declarado progresistas consideraron mayoritariamente que las imágenes aclaradas de Obama eran más representativas del político. Por contra, los estudiantes conservadores eligieron con más frecuencia las imágenes oscurecidas. Además, los autores descubrieron que, independientemente de su tendencia política, los estudiantes que consideraron más representativa de Obama una imagen aclarada antes de la elección presidencial tenían más posibilidades de votar después al candidato demócrata. Sucedió lo contrario con los voluntarios que veían más ajustada al presidente estadounidense la imagen oscurecida.

Los autores descartaron que el sesgo sobre el tono de piel asociado a Obama tenga que ver con una contaminación producida por los medios de comunicación con tendencia progresista o conservadora.

Para comprobar que el efecto también funcionaba con un candidato desconocido, los responsables del estudio realizaron la prueba con un supuesto aspirante a un cargo en el Departamento de Educación de EEUU. Los participantes que creían que el candidato tenía su misma tendencia política tenían el doble de posibilidades de elegir como más representativa la imagen aclarada. Además, los científicos comprobaron que cuanto más representativa del candidato consideraba un votante una foto, mayor era la intención expresada de votarle.

El estudio indica que los estadounidenses relacionan el blanco con algo bueno y el negro con algo malo, y puede explicar por qué, aunque cada vez hay más políticos negros que ganan elecciones a cargos públicos, los afroamericanos con la piel más clara tienen una clara ventaja sobre los que la tienen muy oscura.

Más noticias en Política y Sociedad