Público
Público
Temporal barra

Zaragoza aguarda con inquietud la crecida del Ebro tras inundarse el municipio aragonés de Novillas

La punta de la crecida se dirige hacia la capital aragonesa después de anegar dos terceras partes esta localidad ribereña. La localidad Navarra de Tudela ha pasado a nivel 1 de emergencia por inundaciones.

Vista del río Ebro desde el Puente de Santiago de Zaragoza este lunes 13 de diciembre de 2021.
Vista del río Ebro desde el Puente de Santiago de Zaragoza este lunes 13 de diciembre de 2021. Javier Belver / EFE

La crecida extraordinaria del Ebro, tras inundar en la madrugada de este lunes el municipio aragonés de Novillas, amenaza ahora la ciudad de Zaragoza. La preocupación crece entre sus habitantes, que han visto cómo las aguas del río alcanzaban la pequeña localidad de Novillas –a unos 60 kilómetros de la capital aragonesa– sin sufrir daños personales pero con dos terceras partes de la localidad anegadas.

"Hemos conseguido salvaguardar todas las casas de la zona baja, que, afortunadamente, no se han visto afectadas", ha asegurado con cierto alivio Abel Ulises Vera, alcalde de Novillas. El caudal del río Ebro a su paso por esta pequeña localidad aragonesa –primer municipio de la ribera del Ebro aragonés– ha alcanzado los 8,5 metros de altura, pese a que, como puntualiza el alcalde, "ya ha bajado unos 30 centímetros".

En cualquier caso, más de medio centenar de personas de 23 viviendas han sido desalojados por precaución. Un escenario que, desde Zaragoza, se mira con cierta inquietud, ya que la punta de la crecida se dirige ahora hacia la capital aragonesa. 

Esta ya presenta un caudal de 1.709,83 metros cúbicos por segundo y una altura de 4,71 metros. En 2015, la última gran avenida, alcanzó los 2.448 m3/s y los 6,10 metros de altura. El Ayuntamiento de Zaragoza elevó anoche a fase de emergencia el Plan de Protección Civil y esta mañana celebra una nueva reunión en el Centro de Coordinación de Emergencias del Parque 1 de Bomberos.

El Gobierno declarará zona catastrófica

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que el Consejo de Ministros declarará esta semana como zonas de emergencia, lo que se conocía habitualmente como zona catastrófica, las localidades que se han visto afectadas por las consecuencias de la borrasca Barra.

Ante la situación provocada por la crecida del Ebro y que había llevado al presidente de Aragón, Javier Lambán, a avanzar que solicitaría la declaración de zona catastrófica, el jefe del Ejecutivo ha avanzado la actuación inminente del Consejo de Ministros.

Trabajadores de Protección Civil caminan por una calle inundada, a 12 de diciembre de 2021, en Tudela, Navarra.
Trabajadores de Protección Civil caminan por una calle inundada, a 12 de diciembre de 2021, en Tudela, Navarra. Iván Delgado / Europa Press

Al menos siete carreteras cortadas

Los aludes y la nieve mantienen cortadas cuatro carreteras en la provincia de Huesca y por la crecida extraordinaria del río Ebro se han cortado otras tres en la ribera alta en la provincia de Zaragoza. En Huesca está cortada la carretera local HU-631 a la altura de Fanlo, desde el kilómetro 5 al 13; la A-139 a la altura de Benasque desde el km 66 al 72; la A-2606 entre Panticosa y Baños de Panticosa y la A-135 a la altura de Torla.

En la provincia altoaragonesa es obligatorio el uso de cadenas en la A-136 desde Sallent de Gállego a la frontera del Portalet y además está prohibida la circulación de camiones, autobuses y articulados, vehículos que tampoco pueden circular por la HU-611 a la altura de Panticosa por pavimento deslizante.

Debido a inundación de la calzada por la crecida del Ebro, están cortadas las carreteras provinciales CP-002 a la altura de Novillas, desde el kilómetro 16,5 al 20,2; la CP-003 a la altura de Pradilla de Ebro, desde el km 6,9 al 7,6, y la A-127a en Gallur, desde el kilómetro 0 al 1,4.

Tudela, en nivel 1 de emergencia

La localidad Navarra de Tudela ha pasado a nivel 1 de emergencia por inundaciones después de que el nivel del Ebro haya pasado de los 2.709 metros cúbicos por segundo, registrados este domingo, a los 2.292 que ha marcado el sistema de medición instantánea de la Confederación Hidrográfica del Ebro a las 9 de la mañana de este lunes.

El Ayuntamiento de Tudela ha informado a los vecinos que el tráfico se ha reabierto al altura del puente del Ebro, que permanecía cortado desde las tres de la madrugada, así como el carril de salida de la localidad por el paseo de Pamplona, mientras que el de entrada se mantiene cerrado debido a las labores de limpieza que se están implementando en la zona.

Más noticias