Público
Público

Un satélite del Ejército ruso se estrella en Siberia

El programa espacial acumula cinco fiascos en lo que va de año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un satélite militar ruso Meridian se estrelló en la estepa de Siberia tras sufrir un fallo minutos después de su lanzamiento, según informó el Ministerio de Defensa del país. El fallo se ha atribuido al cohete Soyuz-2 que debía poner en órbita el aparato. Rusia acumula ya cinco accidentes en lo que va de año, en los que ha perdido tantos otros artefactos espaciales, incluida una nave de abastecimiento a la Estación Espacial Internacional (ISS).

El cohete Soyuz-2 con el satélite de telecomunicaciones Meridian 5 fue lanzado con aparente éxito desde el cosmódromo ruso de Plesetsk a las 15.28, hora peninsular española. 'A los 421 segundos de vuelo se produjo un fallo en los motores de la tercera fase del cohete portador Soyuz-2, por lo que el satélite no pudo ser colocado en la órbita prevista', explicó el portavoz de Defensa Alexei Zolotujin a la agencia Interfax.

El fallo se produjo a los 421 segundos del lanzamiento del cohete

Los restos del artefacto se estrellaron cerca de la ciudad de Tobolsk, en Siberia. El portavoz de defensa aseguró que, 'según los datos preliminares, el accidente no ha provocado víctimas ni destrozos', informa Efe.

Los satélites Meridian, que tienen usos civiles y militares, aportan servicios de comunicación entre barcos y aviones y las bases terrestres en el norte y el este del país. Este sería el tercer satélite de este tipo que se echa a perder desde el primer lanzamiento del primer Meridian en diciembre de 2006.

El cohete Soyuz-2 es la versión más moderna del veterano sistema de lanzamiento ruso, que se usa desde 1966. La tercera etapa, a la que se achacó el fallo, incorpora un tipo de motor nuevo, el RD-0124. Zolotujin anunció que una comisión estatal investigará las causas del accidente.

El problema puede retrasar los lanzamientos de las Soyuz

El fiasco puede retrasar los próximos lanzamientos rusos a bordo de los Soyuz. El primero está previsto para el 28 de diciembre con seis satélites Goblastar de telecomunicaciones a bordo. El fallo también puede afectar al próximo lanzamiento de la nave Progress que lleva provisiones a la ISS el próximo 25 de enero a bordo de un Soyuz.

En agosto, una de estas naves voló por los aires, lo que obligó a Moscú a cancelar todos los lanzamientos de los Soyuz hasta que una comisión esclareció las causas del accidente. Las misiones tripuladas al espacio también van a bordo de naves Soyuz y, de hecho, estos vehículos son los únicos que pueden llevar astronautas al espacio tras la retirada este año de los transbordadores de Estados Unidos.

El fiasco cierra un año desastroso para el programa espacial ruso, que ha perdido cinco naves en 2011. La más reciente fue la sonda Fobos Grunt, que está fuera de control desde el 8 de noviembre y cuya caída a la Tierra está prevista para mediados de enero. El problema supone la pérdida de 5.000 millones de rublos (130 millones de euros) que costó esta misión para viajar a Marte y traer a la Tierra muestras de tierra de la luna Fobos. A este desastre habría que sumar el Meridian, que ha costado unos 50 millones de euros y que podría no estar asegurado, informa AFP.