Público
Público

El cineasta italiano Francesco Rosi, León de Oro a la carrera en la Mostra

La organización del certamen le otorga el premio por ser un "autor símbolo e innovador del cine italiano de compromiso civil"

EFE

El cineasta italiano Francesco Rosi ha sido galardonado con el León de Oro a toda una carrera del 69 Festival Internaconal de Cine de Venecia, que se celebrará del 29 de agosto al 8 de septiembre próximos.

La organización del certamen cinematográfico italiano informó hoy en una nota de que Rosi (Nápoles, 1922), que el próximo noviembre cumplirá 90 años, recibirá el premio el 31 de agosto con ocasión de la proyección en "la Mostra" de una copia restaurada de su obra maestra "Il caso Mattei" (1972).

"Francesco Rosi puede ser considerado autor símbolo e innovador del cine italiano de compromiso civil", afirma en la nota la organización del Festival de Venecia, que destaca entre los filmes del cineasta italiano "Le mani sulla città", ganadora del León de Oro en 1963; "Il caso Mattei", Palma de Oro en Cannes (Francia) en 1972, y "Salvatore Giuliano", Oso de Plata en Berlín en 1961.

"Me siento honrado y muy feliz por recibir este reconocimiento extremadamente prestigioso, que ha sido concedido anteriormente a muchos grandes autores que amo y admiro", afirma en la nota el propio Rosi.

La organización de "la Mostra", certamen que a partir de este año dirigirá Alberto Barbera, en sustitución de Marco Müller, destaca asimismo la capacidad del cineasta de unir en sus películas "una puntual lección de historia" con una "altísima lección de estilo".

"Me siento honrado y muy feliz por recibir este reconocimiento""Con una larga aunque no muy prolífica carrera, Rosi ha dejado una señal indeleble en la historia del cine italiano de la posguerra. Su obra ha influido en generaciones de cineastas en todo el mundo por el método, el estilo, el rigor moral y la capacidad de hacer espectáculo sobre temas sociales de premiosa actualidad", comenta en la nota Barbera.

"Por esa razón ha sido repetidamente relacionado con el Neorrealismo de la primera época de la posguerra e indicado como el padre noble de esa facción del cine comprometido que marcó en particular los años sesenta y setenta de nuestra producción nacional", agrega.

Entre sus filmes figuran además "Cadaveri eccellenti" (1976), ganador del David de Donatello de la Academia Italiana a la Mejor Película y Mejor Dirección, así como "Cristo si è fermato a Eboli" (1979), valedor de los mismos premios de la Academia de Italia y ganador del Festival de Moscú y Mejor Película Extranjera en los Bafta británicos.