Público
Público
agenda del confinamiento

Cultura frente al coronavirus: estrategias de evasión, día 6

Cómics, cine online, audiolibros, videollamadas grupales... En 'Público' le ofrecemos una serie de propuestas culturales para que se olvide, durante unas horas, de su aislamiento.

'Home alone'
'Home alone', de Lorraine Sorlet.

Nueva edición de la agenda del confinamiento. Y van seis. Que se dice pronto. Su cita diaria con la cultura y el ocio doméstico llega como cada día a sus pantallas, en esta ocasión viene patrocinada por una serie de alaridos de carácter libidinoso procedentes del segundo izquierda. Un despertar un tanto agitado el de esta pareja que ha tenido a bien entregarse al fornicio en plena distopía epidémica, ajena al devenir civilizatorio. Como conejos.

Un despliegue amatorio que, por un sencillo cotejo de realidades, soslaya de forma involuntaria la profunda soledad que padece el resto de la comunidad de vecinos, ya sea por la incapacidad de ejercitarse con semejante vehemencia debido a una cuestión de edad, o porque el destino (siempre tan ufano) les ha deparado un paquetito de kleenex a la semana. Al lío; nuestras recomendaciones culturales para la sexta jornada de encierro:

'Aquí', por Richard McGuire.- SALAMANDRA GRAPHICS

>Aquí. Rescatamos este cómic, que es el del 2015, en parte porque parece que la performance doméstica a la que nos tenía acostumbrados el pueblo español ha aflojado un poco (lo cual se agradece; se nos fue un poco de las manos lo de los conciertos y recitales en cuchitriles). Y en parte porque es tremenda joya que viene al pelo estos días de enimismamiento doméstico. ¿Se han preguntado alguna vez quién habitó la casa por la que deambulan en batín estos días?, ¿quién se alisó el cabello en su interior hace 15 años?, ¿quién se dolió de un herpes hace 42?, ¿quién lamentó un mal de amores hace 86?, ¿qué tipo de depredadores campaban a sus anchas en su solar hace miles de años? Pues bien, ya lo hizo por ustedes el bueno de Richard McGuire, que así dicho parece un presentador de algún reality setentero, pero que en realidad es un tipo con mucho talento que tuvo a bien dibujar la historia de todo lo que ha ocurrido en el rincón de una habitación a lo largo de cientos de miles de años. Se llama Aquí, lo editó Salamandra Graphic, y merece mucho la pena.

>El Doré en casa. Y si la vida le aprieta en exceso, si a duras penas chapotea en esa vorágine en la que todo el mundo miente, pero da igual, porque nadie escucha; intente al menos que le mientan bien y que lo hagan en pantalla grande. Le proponemos para ello que se deje caer por el Doré en casa, un canal de Vimeo que ha puesto en marcha Filmoteca Española en consonancia con otras cinetecas europeas, que es accesible para todo el mundo y en el que podrá visionar las joyas restauradas que atesora la Filmo. Hasta el próximo 21 de marzo, estará en cartel Doña Francisquita, una adaptación zarzuelera pergeñada por un grupo de judíos centroeuropeos que luchan por incorporarse de la mejor manera al floreciente cine español de la Segunda República. Su estructura de comedia musical de enredos le permitirá perderse en miserias y tejemanejes de otro tiempo, y así eludir los suyos propios.

>Audiolibros. Quizá sea el momento de que alguien le cuente algo al oído. No un secreto, para eso ya es demasiado tarde, mal que le pese las cartas ya están boca arriba. Pero sí una buen relato. Déjese entretener, es el momento de disfrutar de una de esas historias decimonónicas, con sus matrimonios concertados, sus párrocos todopoderosos y sus amores imposibles. #PenguinAudio le permite escuchar de forma gratuita un clásico entre los clásicos, Doña Perfecta, de Benito Pérez Galdós, en el año en el que se conmemora el centenario de su muerte. La vigorosa voz del actor Israel Elejalde le irá desgranando las palabras de Benito a lo largo de 6 horas y 32 minutos. Ahí es nada.

El amigo Benito visto por Sorolla.

>Videollamadas grupales. Es probable que tenga usted la necesidad de parlamentar de lo humano y lo divino con los suyos. A fin de cuentas el ser humano es, por naturaleza y en mayor o menor grado, parlanchín. Para acometer lo que viene siendo el braseo telemático tiene varias opciones. Está la opción clásica que encarna Skype, que permite que hablen hasta 10 personas a la vez en su versión gratuita, y sucedáneos como Mega con especificidades muy similares. Entre las más ambiciosas nos encontramos, cómo no, con Facebook Messenger, aplicación que te permitirá interactuar con hasta 50 personas, en el caso de que tenga previsto celebrar los diez años de su promoción de forma virtual. Google no se anda a la zaga y tiene también sus opciones, es el caso, por ejemplo, de la app Duo, pensada para conectar hasta ocho interlocutores al mismo tiempo, sin olvidarnos de Hangouts, una herramienta que, si bien se utiliza comúnmente para chatear, ofrece también la posibilidad de interactuar con 10 personas como máximo.

Pero no todo va a ser ocio y algarabía virtual. Hay que levantar el país aunque sea en pijama. Para ello existen varias herramientas de un potencial notable como por ejemplo Zoom, que permite que una persona, quizá un gerifalte, pueda enunciar una suerte de introducción o arenga (una de esas que consiguen enardecer el maltrecho ánimo de sus trabajadores) para después separar a las 50 personas presentes en subgrupos de cinco. E incluso puede haber un dinamizador que vaya saltando de un grupo a otro. En la misma línea que Zoom, pero para empresas más modestas, nos topamos con Whereby, pensada para reuniones empresariales de no más de 10 personas.

Y hasta aquí lo que se daba. Si se han quedado con ganas de más, consulten nuestras propuestas para el día 5, el día 4, el día 3... Y así hasta llegar a aquel día en el que ir a comprar mantequilla con sal no suponía una coartada para escapar de un destierro. Hasta mañana corazones.

Seis pautas para prevenir las infecciones por coronavirus

Los casos de coronavirus continúan aumentando en España, especialmente en la Comunidad de Madrid, el País Vasco y La Rioja. Además de las medidas adoptadas por los Ejecutivos autonómicos y central, recordamos las indicaciones de Sanidad para evitar la propagación del Covid-19.

1. Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón

Lavarse las manos es una de las principales recomendaciones para evitar los contagios de coronavirus, ya que la correcta higiene es una medida esencial para prevenir cualquier tipo de infección. La explicación se encuentra en los efectos que tiene el jabón sobre el virus.

2. No realizar viajes innecesarios

Los viajes de Italia a España han quedado suspendidos hasta el día 25 de marzo, así como los del Imserso, pero además, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha recordado la importancia de evitar cualquier tipo de desplazamiento que no sea necesario "por responsabilidad".

3. Al toser o estornudar, taparse la boca con el codo

Es recomendable evitar taparse la boca con las manos a la hora de toser o estornudar y hacerlo siempre cubriéndose con el antebrazo o con un pañuelo desechable.

4. Evitar tocarse los ojos y la boca

Las manos facilitan la transmisión del virus, por lo que conviene evitar el contacto de las mismas con los ojos y la boca.

5. Usar pañuelos desechables y tirarlos después

Las secreciones se deben eliminar con pañuelos de papel, de los que hay que desprenderse después de su uso.

6. Las personas con síntomas deben quedarse en su casa

Aquellos que padezcan tos, fiebre y sensación de falta de aire deben quedarse en su domicilio y llamar a los servicios sanitarios marcando el 112 o al número que ha habilitado cada comunidad autónoma para que se les tomen las muestras necesarias y se les indiquen las recomendaciones oportunas.