Público
Público

Barcelona y Real Madrid disputarán la final de Copa de baloncesto

Los azulgranas derrotaron al Unicaja (87-79) y los merengues superaron al Joventud (83-100) en semifinales

Savané anota ante Nocioni en el partido Barcelona-Unicaja. / EFE

EFE

Barcelona y Madrid jugarán este domingo, a las 19 horas, la final de la Copa del Rey de Baloncesto tras ganar hoy al Unicaja y al Joventud, respectivamente. El Barça, en un partido con récord de triples, venció en Las Palmas por 87-79 al líder de la ACB, que hincó la rodilla a última hora con un parcial desfavorable de 23-6.

Los malagueños se apean de la competición "con la sensación de haber hecho casi todo bien", en palabras de su entrenador, Joan Plaza. Mientras, el Real Madrid superó por 83-100 en la segunda semifinal al Joventut, al que remontó su ventaja parcial al descanso a base de triples.

El FC Barcelona derrotó al Unicaja Málaga por 87-79 en el Gran Canaria Arena, en un igualado duelo que decidió al comienzo del último cuarto tras un parcial 11-0 para el cuadro catalán, gracias a su trabajo en defensa y al acierto exterior de Oleson y Hezonja. Thomas (13 puntos) y Hezonja (12) fueron los máximos anotadores de un combinado azulgrana que disputará su sexta final copera consecutiva, mientras que Kuzminskas (13) y Granger (12) destacaron en un bloque andaluz que no logró sobreponerse al vendaval azulgrana en el inicio del último periodo.

El FC Barcelona salió enchufado en busca de su sexta final copera consecutiva y mantuvo la efectividad exterior mostrada en su duelo de cuartos de final ante el Valencia Basket, con un inspirado DeShaun Thomas, autor de tres triples (15-10, min. 6) en el primer acto. En su sexta semifinal consecutiva en el torneo del KO, la intensidad del Unicaja castigaba al cuadro de Xavi Pascual en el rebote ofensivo -tres capturas para Thomas-, pero no aprovechaba las segundas opciones, hasta que el exterior heleno Vasileiadis empató el duelo a 15 puntos. Pero un triple de Huertas -el cuarto de los azulgranas en este periodo- dio ventaja al FC Barcelona al término de un ajustado primer acto (18-15).

En el segundo cuarto, el bloque de Joan Plaza se aplicó en el rebote, con Vázquez y Green haciéndose muy grandes en la pintura, y los exteriores Kuzminskas y Vasileiadis maltrataron el aro 'culé' para otorgar la primera renta a los andaluces (22-24). El director de juego Jayson Granger movió de manera acertada al líder de la Liga Endesa y Vázquez convirtió su primera canasta para colocar un parcial 6-13 en apenas cuatro minutos (24-28), que obligó a Xavi Pascual a frenar el arreón malacitano, molesto por conceder ocho rebotes en defensa. 

El sólido Unicaja desequilibró en los duelos individuales, con Green y Stefansson firmando el noveno triple al descanso -seis en el segundo periodo- para aumentar la diferencia hasta los siete puntos (32-39, min. 19). El FC Barcelona no tuvo respuestas desde el exterior -no anotó desde la línea de 6,75 en este acto- y Navarro, con cuatro puntos, acercó a su equipo al descanso (34-39).

En la reanudación, el ritmo del encuentro se mantuvo frenético, con Green subiendo los decibelios del Gran Canaria Arena tras un nuevo triple nada más comenzar el cuarto (34-42), pero un parcial 11-4 para los pupilos de Pascual, capitaneados por Doellman y Tomic, apretó el electrónico en el minuto 24 (45-46). El FC Barcelona intensificó su defensa y el cañonero de Alaska Brad Oleson acribilló a su rival con dos triples seguidos para que el combinado catalán recuperara el mando del choque (53-51, min. 27). Un triple de Kuzminskas, el máximo anotador del líder de la competición doméstica, adelantó a los suyos (57-59), pero Huertas respondió sobre la bocina (59-59).

El Unicaja quería cambiar la estadística de sus enfrentamientos con el FC Barcelona en la Copa del Rey -perdió en los tres que disputó- y Vasileiadis sacó su fusil para multiplicar las opciones andaluzas de jugar su tercera final, unido a un gancho prodigioso de Gabriel y otra canasta de clase de Markovic (62-68, min. 33). En ese instante delicado, el FC Barcelona mejoró en defensa y se mostró más dinámico en ataque, donde Hezonja, Lampe y Satoransky asumieron galones para desarbolar al líder con un parcial 11-0 (71-68, min. 36) y el equipo de Plaza preso de una sequía anotadora de casi tres minutos.

El cuadro azulgrana aprovechó su momento para golpear al Unicaja y dejarlo casi grogui a falta de dos minutos para la conclusión, tras un nuevo triple -el séptimo azulgrana en la segunda parte- de un desatado Mario Hezonja (81-72). A pesar de sus 14 triples -récord en un partido del torneo del KO-, Plaza no logró reanimar a sus jugadores, mientras que Lampe y Abrines certificaron la sexta final copera seguida del FC Barcelona, que, con sus doce triples elevó hasta 26 los aciertos desde los 6,75 metros para firmar el récord conjunto de un partido de Copa.

El azulgrana Hezonja entra a canasta ante el pivot del Unicaja Fran Vázquez. / EFE

Récord de triples

El Real Madrid sometió al FIATC Joventut por 83-100 tras un encuentro en el que el combinado de Pablo Laso pudo encarrilar en el tercer periodo tras un parcial 8-25. Llull (19 puntos) y Rodríguez (15) fueron los máximos anotadores de un combinado madrileño que defenderá el título copero, mientras que Savané (14) y Suárez (13) destacaron en el bloque catalán, que solo aguantó hasta el descanso.

El vigente campeón de Copa no quiso sorpresas y empezó acertado, merced al acierto de Rudy y Llull (5-10, min. 5). El cuadro de Salva Maldonado se quitó los nervios de disputar una semifinal copera, a la que retornaba siete años después, con un parcial 10-0 liderado por Savané y Mallet, para asumir el mando del duelo (15-10).

Rudy Fernández convirtió su tercer triple para firmar un parcial 2-9 en un choque eléctrico (17-19), que fue contrarrestado por Tariq Kirksay para recuperar la iniciativa para los suyos (23-19), con un FIATC Joventut muy sólido en el rebote -doce-. Nocioni anotó el quinto triple del Real Madrid en un primer periodo de rachas (23-24), pero Vidal dio ventaja a su equipo desde la línea de tiros libres (26-24).

En el segundo acto, el director de juego verdinegro Clevin Hannah impuso su ritmo para llevar en volandas a una motivada Penya (37-33, min. 15), que se vació hasta la extenuación en defensa para desactivar el potencial madrileño. Un acertado Andrés Nocioni propició un parcial 2-9 para la reacción del Real Madrid (43-42), pero Laso tuvo que sentarlo al cometer la tercera falta personal a menos de dos minutos para el descanso. La respuesta del FIATC Joventut llegó de la mano de Suárez y Miralles, para contar con ventaja de seis puntos al descanso (52-46).

El Real Madrid ofreció su mejor versión tras el paso por los vestuarios, mejoró de manera considerable en defensa para obtener rápidas transiciones y colocar un parcial 0-9 en apenas dos minutos (52-55). Maciulis, Ayón y Llull lideraron la apisonadora blanca, con un parcial 2-20 (54-66, min. 25), y una única canasta del bloque catalán en siete minutos, que se vio condenado por 17 pérdidas de balón.

El recuperado Suton inyectó energía a sus compañeros para no bajar los brazos ante el vendaval rival (60-69), al igual que Hannah al inicio del último acto (65-74). Sin embargo, los triples de Llull y Rodríguez -los blancos batieron el récord de triples en un partido de Copa con 16 aciertos- encarrilaron el pase a su segunda final copera consecutiva (71-88, min. 35) El Real Madrid se dedicó en la recta final a administrar la renta y a pensar en la final de mañana ante el FC Barcelona.