Público
Público

España golea a Francia en las calles de Donetsk

Pese a que se espera poca presencia de aficionados españoles, son bastantes más que los galos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Camisetas y banderas de la selección española predominan por la ciudad ucraniana de Donetsk, que vivía hasta esta mañana ajena al partido de los cuartos de final de la Eurocopa 2012 contra Francia, pero que, con el paso de las horas, gana ambiente con dos mil aficionados llegados desde España.

Esa es la previsión para el encuentro de esta noche contra Francia en las gradas del moderno Donbass Arena de Donetsk, un estadio con capacidad para 49.400 espectadores, en el que no se espera mucha presencia de seguidores de ambos equipos. Mucho menos de la selección gala, de los que apenas había noticias esta mañana.

Por la calle Artemia, la larguísima y ancha avenida que cruza la ciudad y que dirige al turista hacia los lugares más visitados de Donetsk, entre ellas la estatua de Lenin, donde este mediodía se congregaron y fotografiaron algunos aficionados españoles, el color rojo sobresale en el paseo camino hacia el estadio.

Vestidos con la camiseta de la selección y ataviados con banderas españolas ya se dejaban notar por Donetsk desde esta mañana, bajo el sol y por encima de los 30 grados de temperatura. También en las inmediaciones del estadio, un parque amplio con césped para recibir a los hinchas de ambos equipos en las horas previas al encuentro.

No sólo han venido españoles hasta la ciudad para animar a la selección, también rusos, algunos con camisetas del Barcelona, kazakos o ciudadanos locales apoyarán al equipo dirigido por Vicente del Bosque desde las gradas del Donbass Arena. Un porcentaje menor se espera de aficionados franceses.

Es el primer partido de España en Ucrania en esta Eurocopa 2012. En los tres anteriores, disputados en la ciudad polaca de Gdansk, el equipo había contado con el aliento de más de 10.000 seguidores en las gradas en cada uno de los tres encuentros, ante Italia, Irlanda y Croacia. Hoy habrá un cuarto de esa cifra en Donetsk.