Público
Público

Los acreedores de Evergrande temen una suspensión de pagos inminente

Los tenedores de bonos en el extranjero están preocupados por la falta de información de la que fue la promotora inmobiliaria con más ventas en China, cuyo eventual colapso podría arrastrar a otras empresas del sector cargadas de deuda.

Una bandera china cerca de la sede central del grupo Evergrande, en Shenzhen, en la provincia de Guangdong. EFE/EPA/ALEX PLAVEVSKI
Una bandera china cerca de la sede central del grupo Evergrande, en Shenzhen, en la provincia de Guangdong. ALEX PLAVEVSKI / EFE/EPA

Reuters

A los acreedores de bonos en el extranjero les preocupa que China Evergrande Group esté cerca de incumplir los pagos de su deuda y quieren más información y transparencia del promotor inmobiliario con problemas de liquidez, dijeron sus asesores.

Evergrande, que podría desencadenar uno de los mayores impagos de China con deudas de más de 300.000 millones de dólares, no pagó intereses de bonos en dólares por 131 millones de dólares, que vencían el 23 y el 29 de septiembre.

Dado que Evergrande guarda silencio sobre los pagos de la deuda en dólares y da prioridad a los acreedores locales, los inversores en el extranjero se preguntan si se enfrentarán a grandes pérdidas al final de los períodos de gracia de 30 días para los cupones del mes pasado.

Un grupo de tenedores de bonos ha recurrido al banco de inversión Moelis & Co y al bufete de abogados Kirkland & Ellis para que los asesoren.

Los tenedores de bonos en el extranjero quieren entablar una relación "constructiva" con la empresa, pero están preocupados por la falta de información de la que fue la promotora inmobiliaria con más ventas en China, dijo Bert Grisel, director gerente de Moelis con sede en Hong Kong. "Todos pensamos que el default de los bonos en el extranjero es inminente o se producirá en poco tiempo", dijo Grisel en una llamada con los tenedores de bonos el viernes. "Desgraciadamente, hasta ahora, hemos tenido un par de llamadas con los asesores", pero no ha habido ningún "diálogo significativo con la empresa ni suministro de información", añadió.

Evergrande, que afronta casi 150 millones de dólares en obligaciones de pago en el extranjero la próxima semana, no respondió a una solicitud de Reuters para hacer comentarios.

El fideicomisario de los bonos en dólares de Evergrande, Citi, ha contratado al bufete de abogados Mayer Brown como asesor, dijo a Reuters una fuente familiarizada con el asunto, que no quiso que se le mencionara por lo delicado del asunto. Citi y Mayer Brown no quisieron hacer comentarios.

Derrumbe imobiliario

El posible colapso de uno de los mayores prestatarios de China ha desencadenado la preocupación por los riesgos de contagio en la segunda mayor economía del mundo, con otras empresas inmobiliarias cargadas de deuda afectadas por las bajas de calificación ante los inminentes impagos.

Los reguladores chinos no han hecho ningún comentario específico sobre Evergrande durante la semana de vacaciones del 1 de octubre, aunque el banco central instó el pasado miércoles a las instituciones financieras a cooperar con los departamentos pertinentes y los gobiernos locales para mantener el desarrollo "estable y saludable" del mercado inmobiliario y salvaguardar los intereses de los consumidores de viviendas.

En un comentario a última hora del jueves, el diario estatal Global Times dijo que la adhesión de las autoridades a los topes de deuda conocidos como las "tres líneas rojas" indicaba que "China tiene su propio conjunto de prioridades y mantiene el foco en desinflar la burbuja inmobiliaria y reducir los riesgos".

Con pocas pistas sobre cómo los reguladores locales proponen contener el contagio de Evergrande, el precio de los bonos y las acciones de los promotores inmobiliarios chinos volvió a caer el viernes.

Un índice que sigue el sector inmobiliario de China perdió un 1,53%, en una jornada de alzas del 1,31% de las principales acciones.

La Bolsa de Shanghái suspendió el viernes la negociación de dos bonos emitidos por la promotora más pequeña Fantasia Group China Co, y uno de ellos cayó más del 50%, después de que el accionista mayoritario Fantasia Holdings Group incumpló el lunes el plazo de pago de una deuda de 206 millones de dólares en el mercado internacional.

La mayoría de los bonos de Evergrande y Fantasia ya han perdido alrededor del 80% de su valor. Los bonos emitidos por Greenland Holdings, que ha construido algunas de las torres residenciales más altas del mundo, entre ellas las de Sidney, Londres, Nueva York y Los Ángeles, y Kaisa Group volvieron a sufrir otra caída el viernes.

"Los participantes en el mercado se preguntan si esto puede ser un precursor de impagos voluntarios de otros promotores con posiciones de liquidez saludables a corto plazo, pero con una gran deuda insostenible a largo plazo", dijo Chang Wei Liang, estratega de crédito y divisas de DBS Bank, en una nota.

Los inversores han estado esperando noticias de la empresa después de que el lunes solicitara la suspensión de la cotización de sus acciones en Hong Kong a la espera de un anuncio sobre una importante operación. Evergrande Property Services Group, una unidad escindida que salió a bolsa el año pasado, también solicitó la suspensión y dijo que se refería a "una posible oferta general de acciones de la empresa".

Aunque una venta de activos aliviaría temporalmente las preocupaciones en torno a los flujos de caja de Evergrande, los analistas también consideran que el endeudamiento de Evergrande y de algunas otras empresas inmobiliarias chinas es demasiado grande como para resolverlo rápidamente. 

Más noticias de Economía