Público
Público

Aena registra en 2020 sus primeras pérdidas desde 2012 por el parón de los viajes por la pandemia

El gestor de la red de aeropuertos retrasa tres años las ampliaciones de Barajas y El Prat. El presidente de la compañía se muestra "cauto" en cuanto a previsiones, pero cree que el segundo semestre de 2021 puede ser "sustancialmente mejor"

Pasajeros cerca de páneles informativos en la terminal T4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, en Madrid. E.P./Jesús Hellín
Pasajeros cerca de páneles informativos en la terminal T4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, en Madrid. Jesús Hellín / EUROPA PRESS

El gestor aeroportuario Aena perdió en 2020 un total de 126,8 millones de euros, sus primeras pérdidas desde 2012, frente a un beneficio neto de 1.442 millones en 2019, según los datos publicados este miércoles, que reflejan también un recorte de ingresos a la mitad, hasta 2.242,8 millones de euros.

Las limitaciones derivadas de la pandemia de coronavirus redujeron el número de pasajeros en los aeropuertos de la red, incluyendo los de Luton (Reino Unido) y los seis aeródromos del grupo en el nordeste de Brasil, un 70,9%, hasta 89,3 millones en 2020, con mayores caídas en España (72,4%) que en Luton (69,6%) y Brasil (44%).

Por esa razón, los ingresos de la compañía se redujeron a la mitad: desde 4.503,3 millones en 2019 hasta 2.242,8 millones en 2020. Los derivados de la actividad aeroportuaria bajaron en 1.908 millones (67,1%) y los comerciales e inmobiliarios lo hicieron en 209 millones (15,9%).

Aena advierte de que a corto plazo no se observan signos de recuperación en el tráfico debido a la nueva oleada de contagios en Europa y a las medidas restrictivas aplicadas por los diferentes países europeos, por lo que "no es posible anticipar en que momento se iniciará la recuperación".

El resultado bruto de explotación del grupo (ebitda) cayó un 74,2%, de los 2.766,2 millones del año precedente hasta 714,6 millones en 2020, con un margen del 31,9% frente al 61,4% anterior.

Aena registró contablemente ingresos por las Rentas Mínimas Anuales Garantizadas (RMGA) por 635,5 millones, incluidas las correspondientes al periodo del primer estado de alarma (198,6 millones) puesto que existe un derecho contractual a percibir esas rentas.

Los ingresos evolucionaron de forma positiva en las tiendas duty free, con un aumento de 39 millones (el 11,3%) y en restauración, con un leve crecimiento del 0,2%.

La compañía ha definido un plan de ahorro de costes basado en la renegociación de los contratos de servicios operativos, la eliminación de gastos y la paralización de nuevas contrataciones no esenciales, que ha reducido las salidas de caja mensuales en torno a 43 millones de euros. Los ahorros acumulados del periodo abril-diciembre sumaron 404,7 millones.

Ahora la empresa está renegociando los contratos de alquiler de tiendas, servicios de restauración máquinas de vending, servicios financieros en relación con la renta mínima garantizada con fórmulas distintas en función de los periodos de actividad (previo al estado de alarma o posterior) de 2020 y hasta el 8 de septiembre de 2021. A partir de entonces reanudará las condiciones pre-pandemia.

A cierre de 2020 Aena tenía una deuda bruta de 7.682 millones de eeuros, 1.300 millones más que un año antes.

Una maleta en el suelo en la Terminal T1 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, en Madrid. Eduardo Parra / EUROPA PRESS

En una rueda de prensa para presentar los resultados de 2020, el presidente y consejero delegado de Aena, Maurici Lucena, ha avanzado que se retrasan dos o tres años, "más bien tres", las ampliaciones de los aeropuertos Adolfo Suárez Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat respecto a la previsión inicial, por el impacto de la pandemia de la Covid-19 en el tráfico de pasajeros.

"Cuando todo el mundo esté vacunado e incluso cuando el nivel de contagios en el mundo sea mínimo, el sector turístico y de movilidad van a tardar un tiempo en volver al paradigma prepandemia y eso es lo que recoge el desplazamiento en el calendario de esos tres años en las ampliaciones en Madrid y Barcelona", ha explicado.

A corto plazo, Lucena se ha querido mostrar "muy cauto", ya que en los últimos meses todos los agentes del sector turístico se han quedado "cortos" en la previsión del daño de la pandemia.

No obstante, cree que el aumento del número de inmunizados y la vacunación producirá una caída importante de contagios en el verano, con lo que los dos últimos trimestres del año pueden ser sustancialmente mejores que el primer semestre.

El presidente de Aena dice que aceptó estar en el eventual Govern de Illa por la situación "delicada" en Catalunya

De otro lado, Maurici Lucena ha comentado que aceptó formar parte del eventual Govern del candidato del PSC a la Generalitat, Salvador Illa, para ayudar a mejorar la "situación muy delicada" que vive Catalunya. "Cuando una persona como Salvador Illa me hace esta propuesta, yo interpreto que, si una persona en la que yo confío como Salvador Illa me pide que le eche una mano para tratar de mejorar las cosas en Catalunya y por ende en España, me siento impelido a aceptar esta propuesta", ha afirmado.

Lucena ha asegurado que presidir Aena es el "máximo honor profesional" al que puede aspirar y que su dedicación en este cargo sigue siendo plena, después de que el candidato del PSC a la Generalitat, Salvador Illa, le ofreciera ser vicepresidente económico si logra ser investido presidente.

Además, ha explicado que su única preocupación cuando aceptó este encargo fue que afectara lo mínimo a su cargo en Aena y que por eso ha mantenido una "dedicación exclusiva" a la compañía y no participó en la campaña ni concedió entrevistas ni declaraciones, aunque no ha entrado a valorar las posibilidades que tiene Illa para ser investido.

Más noticias de Economía