Público
Público

Las donaciones de Amancio Ortega Amancio Ortega dona 90 millones para construir siete residencias proyectadas por la Xunta

El Ejecutivo de Feijóo se deshace en elogios hacia el multimillonario dueño de Inditex.

Publicidad
Media: 3.29
Votos: 7

Amancio Ortega, en una imagen de archivo. REUTERS

Si antes fue la Sanidad, ahora le ha llegado el turno a las residencias de mayores. La Fundación Amancio Ortega (FAO) ha anunciado este viernes que financiará con 90 millones de euros la construcción y equipamiento de las siete nuevas residencias de mayores proyectadas por la Xunta en las ciudades gallegas y que, en total, sumarán 900 nuevas plazas para la red pública de Galicia. Según anuncian, la donación permitirá crear más de 800 empleos directos.

Así ha quedado suscrito este viernes con la firma de un convenio de colaboración en Santiago de Compostela, en un acto en el que han participado, entre otros, la vicepresidenta primera de la Fundación, Flora Pérez Marcote; el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; y la conselleira de Política Social, Fabiola García.

Tras la firma del convenio, Feijóo ha agradecido el mecenazgo de la Fundación, que permite "descargar a las arcas públicas de una importante inversión, cuya cuantía seguirá encuadrada en el ámbito social, pero podrá destinarse a otros fines".

Según anuncian, la donación permitirá crear más de 800 empleos directos

Así, ha destacado que actos de este tipo evidencian que "el servicio público" está en "todas las capas" de la sociedad gallega. De hecho, ha subrayado que, con esta "donación" se "desmiente a esa minoría que afirma que las empresas no invierten en el ámbito social para enrocarse en el falso mito de un sector privado inhumano".

Lejos de ello, el presidente ha defendido que "la llave del futuro está en la colaboración leal entre el sector público y el sector privado". El Ejecutivo autonómico remarca que este es el "mayor proyecto singular de la historia de la entidad" y fuentes de la Fundación han confirmado a Europa Press que es la mayor "donación" realizada a la Xunta de Galicia en su historia.

Una donación formalizada, en palabras de Fabiola García, quien también ha resaltado la importancia del mecenazgo en la lucha, "a cambio de nada y a favor de todos los gallegos".

Elogios de la Xunta

Feijóo ha elogiado el compromiso social de la Fundación, que ya financió la construcción de seis escuelas infantiles públicas, dos centros intergeneracionales en Ourense y Arteixo, y la nueva sede de la Real Institución Benéfico-Social Padre Rubinos en A Coruña. En clave estatal, la Fundación también ha donado más de 300 millones para renovar equipos oncológicos, entre otras actuaciones.

La nueva colaboración entre la FAO y la Xunta, ha insistido Feijóo, supone "una muestra de la vocación altruista que late en el seno de la sociedad gallega, tanto en el sector público como en sus entidades privadas".

¿A favor o en contra de las donaciones?

Atrás queda el debate, aunque promete reeditarse con esta nueva donación, sobre  si la política debería de aceptar las donaciones privadas para tapar los agujeros del Estado del Bienestar que deberían estar cubiertos con la óptima gestión de los recursos públicos. 

Uno de los mayores críticos con el dueño Inditex fue Podemos, que criticó  la acción durante la pasada campaña electoral: "La sanidad pública no puede aceptar donaciones de Amancio Ortega. Se debe financiar con impuestos. Los mismos que esquiva y elude Inditex. 600 millones en tres años", explicaba la candidata morada en Madrid Isabel Serra. Gran parte de la izquierda y de la sociedad civil reivindicó este argumentario con más o menos sátira. También asocaciones en defensa de la Sanidad pública mostraron su rechazo.

Sin embargo, la crítica no ha sido compartida por el resto del arco parlamentario, que consideran necesario que se "reconozca públicamente los gestos de generosidad que benefician a la sociedad".