Público
Público

Contenido patrocinado

Banco Santander lleva a África su programa de inclusión financiera ‘Finanzas para mortales’

Acercar el mundo de las finanzas a los colectivos más vulnerables para favorecer la formación y la inclusión. Este es el objetivo de Finanzas para mortales, que desde hace cinco años reduce el complejo mundo de la economía a un lenguaje sencillo y práctico para llevarlo a la calle. Ahora este programa viaja a África y, tras su paso por Gambia, ha llegado a Kenia.

Publicidad

Banco Santander lleva a África su programa de inclusión financiera ‘Finanzas para mortales’

Las decisiones económicas forman parte del día a día. Desde niños, cuando administramos nuestra paga; en la vida doméstica al hacer la compra, calcular cómo llegar a fin de mes o pagar las facturas; a la hora pedir un crédito para comprar un ordenador o un coche; al solicitar una hipoteca para adquirir una vivienda o planificar la vejez. La economía está en la televisión, en la radio, en las conversaciones entre amigos… Está a nuestro alrededor.

“Nos hemos propuesto el reto de que las finanzas y los mortales se conozcan para, a partir de ahí, poder entenderse puesto que los dos se necesitan mutuamente. Que ese mundo técnico, serio y solo para unos pocos se acerque a todos nosotros. Queremos que cualquier persona entienda de qué se habla en las noticias, en la política, qué le están diciendo cuando va a pedir un préstamo o de qué depende una hipoteca. Es más, no sólo queremos que lo entienda, sino también que se atreva a preguntar sobre ello y a opinar”, señalan desde Finanzas para Mortales.

Este programa de educación financiera, impulsado por Banco Santander, la Universidad de Cantabria y el Santander Financial Institute (SanFi), colabora con diferentes proyectos de apoyo a los más desfavorecidos. El último de ellos es extender esta iniciativa a África. Tras una primera experiencia en Gambia, el programa ha llegado a Nairobi (Kenia) para colaborar en uno de sus barrios más desfavorecidos gracias al trabajo del voluntario Juan Cañada. Allí, se ha dado apoyo docente a los niños del Slum Sinai, en las escuelas Luminary y Corpus Christi, entregándoles además material escolar donado por Banco Santander, gracias a la aportación económica de los empleados del banco.

Desde su nacimiento en 2014, más de 32.000 personas han participado en Finanzas para mortales, que cuenta con una red de más de 1.000 voluntarios en toda España pertenecientes a Banco Santander. El año pasado fue reconocida como la mejor iniciativa de educación financiera 2018, en los ‘Premios Finanzas para Todos’ promovidos por Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En el programa también colaboran las comunidades locales: las universidades, implicando a estudiantes y profesores en la divulgación de la educación financiera; los colegios e institutos, despertando el interés por la economía entre los más jóvenes; las asociaciones y ONG, organizando talleres y charlas para que cualquier persona aprenda a gestionar sus finanzas y mejorar su integración social; y los ayuntamientos y las consejerías de Educación, realizando cursos que muestran cómo administrar la economía doméstica de los ciudadanos.

La educación es uno de los principales ejes de la política de sostenibilidad de Banco Santander. Y dentro de este compromiso se enmarcan los programas de apoyo a la comunidad que se desarrollan en los distintos países en los que el banco está presente y que promueven, entre otros temas, la educación y el emprendimiento. Así, por ejemplo, en Brasil cuenta con el proyecto Escola, una ambiciosa iniciativa educativa que incluye proyectos de educación y acciones de formación financiera para padres y profesores. En total, más de 640.000 personas han tenido acceso a programas de educación financiera, en los que han colaborado 28.600 voluntarios.

Mapa de iniciativas ed educación financiera

“Nuestro objetivo no es solo ayudar a las personas a abrir cuentas bancarias, sino dotarles de las competencias necesarias para gestionar sus finanzas y para tomar decisiones adecuadas sobre los productos y servicios que les convienen”, afirman fuentes del banco. Para la entidad, la educación financiera se ha convertido en un factor indispensable. “Queremos impulsar el desarrollo de las diversas iniciativas sobre educación financiera ya existentes y otorgarles una dimensión global. Este proyecto, que aspira a convertirse en un espacio interactivo, diverso y plural de creación y reflexión, se apoya en la formación, la transmisión de conocimiento y la formación de valores”.