Público
Público

Báñez señala la formación como antídoto contra el desempleo juvenil

El Observatorio Empresarial Contra la Pobreza presenta en su primer informe las claves para terminar con la crisis del empleo juvenil. Entre ellas figuran una mayor implicación del sector empresarial

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, durante la presentación del informe elaborado por el Observatorio Empresarial contra la Pobreza, en Madrid. EFE/J.P. Gandul

MADRID.- Este jueves se ha presentado el primer informe del Observatorio Empresarial contra la pobreza en el Espacio Fundación Telefónica. El informe trata la crisis del empleo juvenil que, según la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, debe ser combatida teniendo en cuenta la importancia de la información.

La ministra ha señalado el interés del Gobierno de que España esté “desde el primer momento en todas las iniciativas a favor del empleo” debido a que éste es la principal herramienta para luchar la pobreza. “No queremos que nadie se quede atrás por sus capacidades, su sexo o su edad”, destacó.

El binomio entre formación y empresa han sido las claves descritas como la solución a la crisis de empleo juvenil. Para ello el informe ve necesario adaptar las propuestas educativas teniendo en cuenta la modernización y digitalización del empleo que provocarán que ocho de cada diez jóvenes trabajen en empleos que hoy no existen.

La tasa de empleo juvenil, a pesar de la creación de empleo de la que ha hablado la ministra, aún es excesivamente alta. Para ello, Báñez ve como solución una formación constante para garantizar ser “permanentemente empleable”. En un entorno cada vez más digitalizado es necesario “formar de manera rápida en nuevas habilidades”, dijo e informó de que “un millón de vacantes europeas no han sido cubiertas por falta de capacidades”.

Manuel Herrando, presidente de la Fundación CODESPA, unidad ejecutora del informe, ha destacado la importancia del sector privado a la hora de “combatir esta lacra” del empleo juvenil. El observatorio nace con el objetivo de combatir la pobreza y lo hace comenzando por la precariedad entre los jóvenes. Entre las causas de la pobreza mundial se encuentran, según Herrando, “los conflictos bélicos, la falta de formación en el ámbito de las nuevas tecnologías y la discriminación de la mujer”.

El empleo juvenil “es necesario para el progreso”, según el director de IESE (Instituto de Estudios Superiores de la Empresa) de Madrid, Francisco Iniesta. Como respuesta a dicha necesidad, Joaquín Nieto Sainz, director de la oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en España, destacó “el potencial del sector privado para acabar con la crisis de empleo juvenil”.