Público
Público

Coca-Cola se adentra en el mercado del café con la compra de la cadena británica Costa

Es la segunda cadena de cafeterías mayor del mundo, solo por detrás de Starbucks, con casi 4.000 establecimientos repartidos en más de 30 países

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un cliente entra en una tienda de Costa Coffe, en Londres. EFE/ Facundo Arrizabalaga

Coca-Cola Co acordó comprar a la británica Whitbread Plc la segunda cadena de cafés más grande del mundo, Costa, por un valor empresarial de 3.900 millones de libras (unos 4.544 millones de euros), abriendo un nuevo frente en su estrategia de diversificar su negocio más allá los refrescos tradicionales.

Whitbread dijo en un comunicado el viernes que la operación, que le dará a Coca-Cola casi 4.000 puntos de venta de café en en más de 30 países, ha sido acordada por unanimidad por el consejo de administración de la multinacional británica de restauración como lo mejor para los accionistas.

Fundada en Londres en 1971 por los hermanos italianos Bruno y Sergio Costa, la empresa fue adquirida en 1995 cuando contaba con 39 locales por 19 millones de libras (21,2 millones de euros) por Whitbread, convirtiéndose en la mayor cadena de cadena de cafeterías de Reino Unido y la segunda mundial,solo por detrás de Starbucks, con más de 2.400 establecimientos en el país británico y más de 1.400 repartidos en una treintena de países, además de operar más de 8.000 máquinas expendedoras en ocho países y un negocio mayorista y de distribución de café a domicilio.

El logotipo de Costa Coffe es fotografiado en una tienda de Costa Coffe, en Londres. EFE/ Facundo Arrizabalaga

Para Coca-Cola, el acuerdo es un nuevo esfuerzo por alejarse de las bebidas gaseosas hacia opciones más saludables para unos consumidores cada vez más conscientes de una alimentación sana.

"Las bebidas calientes son uno de los pocos segmentos del panorama total de bebidas donde Coca-Cola no tiene una marca global", dijo el CEO de Coca-Cola, James Quincey. "Costa nos da acceso a este mercado con una sólida plataforma de café", agregó.

La adquisición de Costa proporcionará a Coca-Cola una fuerte plataforma en el negocio del café en parte de Europa, Asia Pacífico, Oriente Próximo y África, indicó el gigante de Atlanta, destacando que la cadena de cafeterías cuenta con una creciente presencia en China y otros mercados y tiene, mediante diferentes formatos, potencial para expandirse a través del ecosistema de Coca-Cola.

En el ejercicio fiscal 2018, que concluyó el 1 de marzo, Costa generó ingresos de 1.300 millones de libras (1.450 millones de euros) y un Ebitda de 238 millones de libras (265 millones de euros). Coca-Cola no ha modificado sus previsiones para el ejercicio 2018 al anticipar que la compra se cerrará el próximo ejercicio.

Una taza de café es fotografiada en una tienda de Costa Coffe, en Londres, Reino Unido. EFE/ Facundo Arrizabalaga

Whitbread dijo que utilizará el dinero de la venta de la cadena de cafetería para reducir deuda, contribuir al fondo de pensiones y ampliar aún más su cadena hotelera Premier Inn en el Reino Unido y Alemania. 

La consejera delegada de Whitbread, Alison Brittain, declaró que la transacción representa "una gran noticia para los accionistas al reconocer el valor estratégico desarrollado por la marca Costa y su potencial de crecimiento internacional", añadiendo que el acuerdo supone una sustancial prima con respecto del valor que se hubiera alcanzado mediante la segregación del negocio y la empresa prevé retornar a sus accionistas "una mayoría significativa de las plusvalías netas".