Público
Público

La multinacional de aerogeneradores Vestas anuncia el "cierre total" de su planta en León

Industria y la Junta de Castilla y Léon critican las "formas inaceptables" del grupo danés al comunicar el cierre por "sorpresa", y anuncian un viaje a Dinamarca 

Publicidad
Media: 3
Votos: 4

La ministra de Industria, Reyes Maroto, con los consejeros de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y Léon, Pilar del Olmo y Carlos Fernández Carriedo, conversa con los trabajadores de Vestas. EFE/ Nacho Gallego

La multinacional danesa de aerogeneradores Vestas ha anunciado el "cierre total" de su planta en la localidad leonesa de Villadangos del Páramo, que emplea a 362 trabajadores.

La compañía justifica el cierre de la planta leonesa por el fuerte descenso de la demanda de aerogeneradores en el mercado energético. La empresa ha comunicado a los trabajadores un expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción. 

Los trabajadores de la multinacional, que llevan desde hace más de un mes en huelga indefinida ante la decisión de Vestas de deslocalizar la producción y trasladarla a China, se han reunido este martes con la ministra de Industria, Reyes Maroto, y la consejera autonómica de Economía, Pilar del Olmo.

Trabajadores de Vestas durante la concentración frente a la planta de Villadangos del Páramo, en León, tras el anuncio del cierre definitivo de la factoría realizado por la dirección de la multinacional danesa. EFE/ J.Casares

Representantes de las administración central y autonómica confían en poder reunirse esta misma semana en Dinamarca la multinacional de aerogeneradores con el propósito de lograr que retire el ERE a cambio de ayudas públicas para  un plan industrial. La ministra Maroto y la consejera de Economía se han comprometido a remitir este mismo martes una carta al consejo de administración de Vestas para solicitar un encuentro.

La ministra ha criticado el anuncio de cierre de la compañía danesa. "Nos ha pillado de sorpresa, nos parece una deslealtad institucional", ha reprochado Maroto en referencia a las "formas inaceptables" de la multinacional y la incredulidad ante el cierre de una factoría competitiva cuyo futuro parecía absolutamente garantizado si se tiene en cuenta que "este Ministerio y Europa han apostado claramente por el sector de las energías renovables".

Según Maroto y Del Olmo, la deslocalización de la factoría y el traslado de su producción a China, Argentina, Brasil e India no se fundamenta en motivos económicos sino que obedece a razones de "estrategia, posicionamiento a nivel mundial", a lo que ambas mandatarias añaden su profundo malestar al entender que la decisión se ha comunicado en el momento adecuado, con el plazo ya vencido el pasado día 29 de junio para poder reclamar a la empresa las ayudas recibidas de las administraciones.

"Lo tenían todo muy bien calculado", ha insistido la consejera de Economía, quien recuerda los 12,5 millones en ayudas públicas que Vestas recibió para la planta de Villadangos y el millón de euros obtenido para su factoría de Ólvega (Soria), cerrada en 2012. "Hemos venido trabajando desde hace mucho tiempo y parece que nos han estado mareando para traernos hasta esta situación de cierre que no tiene sentido, pero está claro que las multinacionales no tienen ni caras ni ojos", ha lamentado la consejera.

Pese a ser conscientes de la "dificultad" de revertir la situación, Maroto y Del Olmo confían en arrancar de los mandatarios de Vestas en Dinamarca un acuerdo para mantener la factoría, objetivo en el que están dispuestas a ofrecer todo tipo de ayudas por parte de ambas administraciones siempre y cuando la fabricante de aerogeneradores presente un plan industrial o de viabilidad.