Público
Público

Endesa eleva su plan inversor a 2022 hasta los 6.300 millones para impulsar las renovables

La matriz italiana Enel confirma el interés en activos de ACS, además de "muchos otros", para crecer en energías verdes en España

Un hombre camina bajo el logo de Endesa en la sede de la empresa en Madrid. REUTERS/Andrea Comas

Francisco J. Baeza/EUROPA PRESS

Endesa prevé elevar su plan inversor en los próximos años hasta los 6.300 millones de euros, aumentando así su gasto de capital neto (capex) entre los años 2020 y 2022 un 14,5% respecto a su plan anterior, para impulsar su apuesta por las renovables.

La hoja de ruta anterior de Endesa situaba en 5.500 millones de euros la inversión neta para el periodo 2019 y 2021, con lo que elevará en 800 millones de euros ese esfuerzo inversor para este nuevo periodo, impulsado especialmente por ese órdago por las energías verdes.

En concreto, el grupo dirigido por José Bogas prevé unas inversiones brutas totales de 1.800 millones de euros en 2020, que irán incrementándose año a año, hasta los 2.100 millones de euros en 2021 y llegarán a 2.400 millones de euros en 2022.

De esta cifra total inversora prevista por Endesa para el periodo, casi la mitad de ella, unos 3.000 millones de euros, tendrán por destino las renovables, en la clara apuesta de la compañía por impulsar la generación verde después de la decisión de acelerar el cierre de sus centrales térmicas de carbón.

El grupo, a través de su filial verde Enel Green Power España, se adjudicó casi 900 megavatios (MW) en la subastas del Gobierno celebradas en 2017, de los cuales ya ha conectado unos 400 MW y ultima la construcción de los restantes 480 MW para finales de este año.

Así, en 2020 la inversión en renovables será de unos 600 millones de euros, aunque posteriormente se disparará año a año, con 1.000 millones de euros y 1.400 millones de euros en 2021 y 2022 con el objetivo de impulsar el crecimiento del grupo en energías verdes.

Estas cifras de Endesa se han dado a conocer en el Capital Markets Day de Enel, principal accionista de la energética española, que Enel prevé invertir 28.700 millones de euros en el periodo 2020-2022, lo que supone un incremento del 11% con respecto al anterior, con el objetivo de alcanzar un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 20.100 millones euros y un beneficio neto de 6.100 millones de euros al final del periodo.

España vive "un momento mágico" en renovables

En una rueda de prensa con motivo del Capital Markets Day, el consejero delegado de Enel, Francesco Starace, ha reconocido el interés del grupo, principal accionista de la energética española Endesa, en los activos de renovables de ACS, integrados en su filial Zero-E, así como en "muchos otros" que permitirían impulsar el crecimiento en energías 'verdes' en España.

Starace destacó que España vive "un momento mágico" en renovables, con "muchos activos en venta" y subrayó que la compañía está analizando "todo" con vistas a ese impulso al crecimiento en energías 'verdes' en el país a través de Endesa.

Así, el máximo ejecutivo de Enel aseguró que ahora todo dependerá del valor que concede ella misma a esos activos en venta y de la visión a este respecto que tenga el vendedor. "Vamos a ver si esto llega a algunos resultados", dijo respecto a una posible adquisición.

ACS constituyó Zero-E hace unos meses, con una cartera de 17 instalaciones de generación de energía limpia que suman 2.000 megavatios (MW) de potencia, a los que prevé sumar los 8.200 MW que confía en desarrollar en los próximos años. La filial de ACS tiene en España casi la mitad (el 43%) de esta cartera de nuevos proyectos en desarrollo, mientras que otro 29% se localiza en Norteamérica, y un 26% más, en Latinoamérica.

El grupo presidido por Florentino Pérez exploró un proceso de venta, con la presentación de los cuadernos de venta a interesados entre los que, junto a Endesa, también se encontrarían otros interesados en tomar una participación, como los fondos Brookfield, Macquarie o KKR, entre otros.

En el caso de Endesa, esta operación tendría sentido dentro del proceso de transformación en que se encuentra la compañía, especialmente tras haber decidido dar acelerar el cierre de sus plantas de carbón en la Península Ibérica.

Más noticias de Economía