Público
Público

El IPC interanual se queda en el -1%, y encadena cinco meses en negativo

En términos mensuales, la inflación repuntó un 0,5% en mayo respecto al mes anterior gracias al repunte de la electricidad y las gasolinas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El precio de la electricidad subió en mayo. / EUROPA PRESS

MADRID.—  La subida del precio de la electricidad y los carburantes, así como un menor abaratamiento de los viajes organizados, ha propiciado que la caída de los precios de consumo se haya moderado ligeramente en mayo en comparación anual, al bajar el 1%, frente al 1,1% de abril.

Frente a la caída del índice general de precios de consumo (IPC), la inflación subyacente -que excluye los componentes más volátiles de energía y alimentos frescos- sigue en positivo y subió en mayo el 0,7% respecto al mismo mes del año anterior.

De acuerdo con los datos publicados hoy por Instituto Nacional de Estadística (INE), la mayor repercusión en la moderación de una décima de la caída interanual del IPC fue la del grupo de la vivienda, que cayó seis décimas menos que en abril (6,5%) por el incremento de los precios de la electricidad.

La segunda mayor repercusión fue la del grupo de ocio y cultura, que cayó siete décimas menos que el mes anterior (1,9%), debido a que los precios de los viajes organizados bajaron menos de lo que lo hicieron un año antes.

En tercer lugar, el grupo del transporte cayó dos décimas menos (4,9%), a consecuencia de la subida de los precios y carburantes, que fue mayor que la del año anterior.

La tendencia al alza de estos tres grupos contrarrestó la influencia de los grupos de comunicaciones y alimentos y bebidas no alcohólicas, que tiraron a la baja de los precios.

En concreto, influyó la estabilidad de los precios de los servicios telefónicos, que un año antes habían subido, así como el abaratamiento de algunos alimentos como el pescado fresco y las legumbres y hortalizas.

Guindos prevé que el IPC cierre en negativo en 2016 por tercer año consecutivo

Para el ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, es positivo que el IPC siga en registros negativos en un contexto en el que la economía crece a un ritmo interanual del 3%, porque incrementa el poder adquisitivo de las familias y la competitividad de las exportaciones. De Guindos ha vaticinado que el IPC cerrará el año en negativo por tercer año consecutivo.

Funcas, sin embargo, considera que la subida del precio del petróleo hará que el IPC retorne a registros positivos en septiembre y que cierre 2016 en el 0,7 %, si bien la tasa media de todo el año seguirá siendo negativa.

CCOO ha considerado que, para que se recupere la capacidad de compra, hay que apostar por el empleo de calidad y por mejorar las remuneraciones y las pensiones públicas, tras la pérdida de salario sufrida por los trabajadores durante los años de crisis.

En opinión de UGT, la evolución negativa de los precios demuestra que la crisis sigue enquistada y que las rentas no se recuperan, por lo que ha reclamado también subidas salariales que mejoren el poder adquisitivo y ayuden a consolidar el crecimiento económico.

La CEOE, por el contrario, ha abogado por mantener contenidos los salarios, para que siga aumentando la competitividad y se favorezca la creación de empleo, puesto que no se pierde capacidad adquisitiva al no encarecerse o incluso bajar el coste de la vida. EFE