Público
Público

Montoro plantea ahora prohibir por ley amnistías fiscales como la que hizo

Todos los grupos parlamentarios critican que el ministro de Hacienda no reconozca el error de su iniciativa tras la sentencia del Tribunal Constitucional

El ministro de Hacienda , Cristóbal Montoro, a su llegada a la comparecencia a petición propia en el Congreso para informar de los efectos de la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que anula la amnistía fiscal. EFE/Paco Campos

JUAN ANTONIO BLAY

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, es un político rocoso que utiliza cuando cree conveniente unas buenas dosis de sorna para adornar su discurso. Esta tarde ha sido una de esas ocasiones en las que el responsable de las cuentas públicas ha intentado superarse.

Y lo ha logrado para intentar zafarse de la presión de toda la cámara, excepto el PP, cuando le ha recriminado su amnistía fiscal de 2012 tras la sentencia del Tribunal Constitucional que ha declarado inconstitucional la iniciativa. De esa forma, ha distribuido raciones para todos los grupos.

Pero antes de entrar en las alusiones directas ha recurrido a una imagen un tanto pueril para justificar aquella decisión: “Hubo que poner un cebo porque si no se pone los pececitos no entran a picar, se quedan en el fondo del mar”. Ha pronunciado la frase tras describir el panorama “horroroso, con boquetes enormes” de las finanzas españolas en marzo de 2012 cuando se aprobó el decreto-ley de la amnistía fiscal.

iframe src="http://www.publico.es/publico-tv/iframe/621058" title="Montoro propone una ley anti-amnistías después de que el TC anulara la que él promovió en 2012" longdesc="http://www.publico.es/publico-tv/video/621058" height="371" width="660" frameborder="0" scrolling="no">

“¿Se acuerdan?, estábamos al borde del rescate, a punto de la quiebra financiera; ¿o es que no hubo una crisis?”, ha enfatizado en uno de los momentos más álgidos de su intervención inicial. En cualquier caso, Montoro ha relatado que esa decisión fue consecuencia de la “responsabilidad de tener que gobernar y pensar en los intereses de todos los españoles”.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su comparecencia a en el Congreso tras la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que anula la amnistía fiscal. EFE/Paco Campos

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su comparecencia a en el Congreso tras la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que anula la amnistía fiscal. EFE/Paco Campos

En consecuencia, se ha dedicado buena parte de la hora de intervención ante la comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados a relatar los logros de aquella medida: 40.000 millones “aflorados”, 30.000 contribuyentes en los ficheros de la Agencia Tributaria y 1.200 millones de recaudación. “Eso fue pasar del cero al infinito, porque antes con el Gobierno socialista no había nada de esto”.

Con todo, ha aprovechado la ocasión para proponer a todos os grupos parlamentarios “una iniciativa conjunta para prohibir por ley futuras amnistías fiscales” , una idea que ha sido acogida por los miembros de la comisión con risas y alguna que otra exclamación. Es la primera vez que Montoro propone en sede parlamentaria una iniciativa similar, aunque no ha detallado en qué términos debería producirse.

“Usted es como el personaje de 'El Padrino', Tom Hagen; ha sido el blanqueador de los criminales”

La oposición ha arremetido con todo tipo de argumentos. Ignasi Candela, de Compromís, ha querido ser muy gráfico: “Usted es como el personaje de El Padrino, Tom Hagen; ha sido el blanqueador de los criminales”, ha proclamado con toda tranquilidad y “con todo el respeto”. La frase ha alterado a la bancada popular hasta el punto de que el presidente, el socialista Antonio Prada, le ha pedido que retirase la expresión del diario de sesiones; al negarse ha anunciado que lo haría él dentro de sus competencias.

Sin ser tan tajantes, otros portavoces le han presionado desde todos los ángulos. Alberto Garzón, de Unidos Podemos, le ha recordado que “sus pececitos resulta que son delincuentes”; además le ha espetado que “este tipo de políticas desvirtúan la propia Constitución, como le ha recordado el tribunal Constitucional. Su amnistía fue una zanahoria en lugar del palo a los defraudadores”.

El representante socialista, Julián López, le ha hecho una pregunta concreta: “¿Usted ha tenido acceso a la lista de los que se han acogido a la amnistía fiscal?”. “¡Haga pública la lista!, y si hay que hacer una ley ya cuenta con 84 votos del grupo socialista”, le ha conminado tras realizarle una admonición: “Se va a marchar usted sin pedir disculpas a los españoles que pagan sus impuestos”.

“Se va a marchar usted sin pedir disculpas a los españoles que pagan sus impuestos”

Y le ha preguntado si sus veladas alusiones a que hay socialistas en la lista son una amenaza:”¿Se pasea con una cabeza de caballo por los pasillos del Congreso?”, le ha icho en referencia a una escena de El Padrino.

Todos esos argumentos merecieron el desprecio de la portavoz popular, Ana Madrazo, quien ha descalificado a sus homólogos de Compromís y del grupo socialista por los calificativos empleados. Y ha dedicado todo el tiempo a ensalzar el recorrido “intachable” del ministro Montoro, a quien ha atribuido los méritos de haber superado los riesgos del rescate y de la recuperación.

Montoro les ha contestado sacando más pecho si cabe que en su primera intervención. Y ha recordado que durante estos años “he pedido muchas veces disculpas por haber tenido que subir los impuestos, aunque luego los bajamos”. Ha sido la mayor concesión a la que se ha prestado. El resto, reproches para todos. En su opinión, ninguno de sus interpelantes saben de qué va gestionar la Hacienda pública.

Más noticias de Economía