Público
Público

La nueva CaixaBank negociará un ERE  una vez que la fusión con Bankia se cierre legalmente

El consejero delegado del banco nacionalizado, José Sevilla, considera que, con la información de la que dispone actualmente, la entidad no tendría que haber salido a Bolsa en 2011.

(I-D) El consejero delegado de Bankia, José Sevilla; la directora general adjunta de Comunicación y Relaciones Externas, Amalia Blanco; y el director general adjunto financiero de Bankia, Leopoldo Alvear, durante la presentación de los resultados hasta el
(I-D) El consejero delegado de Bankia, José Sevilla; la directora general adjunta de Comunicación y Relaciones Externas, Amalia Blanco; y el director general adjunto financiero de Bankia, Leopoldo Alvear, durante la presentación de los resultados hasta el tercer trimestre de 2020 de la entidad.

agencias

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha afirmado que la negociación con sindicatos sobre un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) se iniciará una vez la fusión con CaixaBank se haya cerrado legalmente, lo que está previsto para el próximo mes de marzo.

De este modo, Sevilla espera que las salidas de los empleados empiecen a hacerse efectivas cuando se alcance un acuerdo con la representación sindical, y cree que estarán casi completadas tras la integración tecnológica, proceso sobre el que ya trabaja un equipo para poder llevarla a cabo en el cuarto trimestre de 2021.

"Cuando se formalice la operación, a la altura de marzo, lo primero será dialogar con los sindicatos y buscar un acuerdo que permita dar respuesta a los requerimientos de la fusión", ha explicado Sevilla durante la rueda de prensa posterior a la presentación de los resultados correspondientes al tercer trimestre del año.

A su vez, el consejero delegado de Bankia ha reiterado la experiencia de la entidad que dirige en acometer procesos de reestructuración de este tipo y ha subrayado también la capacidad de negociación de CaixaBank en los mismos. "Fueron procesos con ajustes razonables, equilibrados y con sensibilidad", ha apostillado.

Vista general de la sede central de Bankia en Valencia.

El consejero delegado de Bankia ha desvelado, además, que el banco "nunca" tuvo un proyecto concreto de integración con el Sabadell para llevar a su consejo de administración y sí "una propuesta" de Caixabank, a cuya fusión la entidad aportará 7.400 millones de activos fiscales monetizables (DTAs).

Su explicación la realizó durante la presentación de resultados del banco y ante la pregunta de qué tiene Caixabank y no Sabadell para llegar a un acuerdo de fusión. "En el caso de Caixabank teníamos una operación, teníamos una propuesta para analizar en el Consejo y en el caso de Sabadell no la hemos tenido nunca", expuso.

Por otro lado explicó que se desechó la fórmula de abordarla vía OPA y se ha optado por una integración vía absorción de Bankia por parte de Caixabank porque resultaba un proceso "mucho más complejo" que iba a "dilatar la operación" en el tiempo. "No lo contemplamos pero no por nada, nos parecía que generaba retrasos", indicó.

Salida a Bolsa

Sevilla también ha reconocido que hubiera sido mejor no haber sacado a Bolsa a Bankia en julio de 2011 teniendo en cuenta toda la información de la que dispone actualmente, si bien ha asegurado que eso no implica que la operación no haya estado reglada.

En este sentido, ha asegurado que el banco está "muy contento" con la sentencia absolutoria de la Audiencia Nacional, ya que además les permite "pasar página" respecto al caso.

En línea con la acción, el director financiero de Bankia, Leopoldo Alvear, ha subrayado que la cotización de la entidad ha estado condicionada como el resto del sector a la evolución de la pandemia y a las perspectivas macroeconómicas, si bien en comparación con el comportamiento de la de otros bancos cree que la de Bankia ha sido "bastante mejor".

Más noticias de Economía