Público
Público

La patronal de la banca y los sindicatos pactan un registro de jornada que desaconseja las horas extras 

El acuerdo prohíbe penalizar a los empleados que desconecten al salir del trabajo con sanciones, dificultades en su promoción o en remuneraciones

Trabajadores de una oficina bancaria. E.P.

Servimedia

La patronal de los bancos (AEB) y los sindicatos CCOO, UGT y Fine, que copan el 82,92% de la representación laboral, han firmado un acuerdo sobre el registro de jornada que desaconseja de forma taxativa las horas extras y reconoce el derecho a la desconexión digital.

El pacto, el primero que se alcanza dentro de lo que será el próximo convenio laboral, reconoce los acuerdos similares previamente firmados por algunas entidades como BBVA o Deutsche Bank y deja espacio para que los bancos puedan alcanzar sus propios acuerdos, pero fija mínimos sectoriales.

"Las partes se marcan como objetivo avanzar hacia una cultura organizativa del trabajo, basada en la eficiencia y en resultados de las personas trabajadoras, y evitar el presentismo y permanencia en el trabajo más allá de las jornadas/horarios establecidos en el convenio de banca y/o en las entidades incluidas en su ámbito de ampliación", reza el texto del documento.

Para asegurar la desconexión digital obliga de forma específica a las entidades a garantizar que los trabajadores que ejerzan ese derecho no sufrirán "ningún tipo de sanción" ni se verán perjudicados en sus opciones de promoción ni en las evaluaciones de desempeño que, a menudo, sirve para fijar parte de la retribución variable.

En el acuerdo exige a las entidades establecer un sistema de registro diario de la jornada con todo el personal de la plantilla, aunque pudiendo efectuar excepciones o particularidades con la alta dirección, el consejo de administración u otros cargos de responsabilidad.

El compromiso es que el registro sea "objetivo, fiable y accesible", por lo que aconseja que su llevanza sea por medios telemáticos, con la seguridad necesaria para garantizar además su trazabilidad y "la imposibilidad de manipulación". Si el empleado carece de aplicaciones tecnológicas admite la llevanza del registro en papel y de forma manual, en una hoja que la persona "deberá cumplimentar cada día".

Formación y reuniones, dentro de la jornada

Conforme al acuerdo no computará dentro de la jornada laboral la pausa de la comida, interrupciones por motivaciones de índole personal o ausencias no contempladas entre las licencias retribuidas. Pero sí obliga a las entidades a computar como tal los cursos de formación y las reuniones, sean online o presenciales, como el descanso regulado o las vacaciones y licencias retribuidas.

El documento recoge de forma taxativa que las horas extraordinarias "constituyen una práctica desaconsejable, salvo en supuestos excepcionales en que pueda ser necesario por razones justificadas de organización empresarial", y su desempeño debe ser "voluntario" y "con autorización previa de la empresa".

La AEB y sindicatos reconocen en el texto que la desconexión digital contribuye además a la salud del empleado, "disminuyendo" la fatiga tecnológica, el estrés y mejorando así el clima laboral, además de ayudar a "hacer viable a la conciliación de la vida personal y laboral".

A tal fin reconoce expresamente el derecho a no atender comunicaciones salvo en casos de urgencia justificada que define como aquellos "que puedan suponer un grave riesgo hacia las personas o un potencial perjuicio empresarial hacia el negocio", cuya resolución requiera respuestas o medidas inmediatas.

Para mejorar la gestión del trabajo recomienda programar las reuniones, formaciones, presentaciones, etc, y avisar con antelación de su fecha y tiempo estimado además de facilitar documentación previa para agilizar la resolución.

Más noticias de Economía