Público
Público

Plan estratégico Caixabank cerrará una quinta parte sus oficinas para impulsar la rentabilidad

La entidad admite que el plan estratégico 2019-2021 implicará un recorte de plantilla (tiene 32.600 empleados en España), aunque no ha precisado el detalle

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El logo de Caixabank en una sucursal de la entidad financiera en Barcelona. REUTERS/Yves Herman

Caixabank anunció el martes planes para recortar en una quinta parte su red actual de sucursales en España en los próximos tres años, periodo en el que busca mejorar ligeramente la rentabilidad mientras completa su transformación digital.

En el marco de su estrategia para 2019-2021, el banco español espera reducir el número de sus sucursales en 821 hasta 3.640 en el horizonte del plan.

Caixabank dijo también que su estrategia implicará un recorte de plantilla, aunque no entró en el detalle. En la actualidad, el grupo tiene 32.600 empleados en España.

El grupo señaló que se ha fijado el objetivo de llevar el retorno sobre el capital tangible (ROTE) por encima del 12% en 2021 desde el 9,4% con el que cerró los primeros nueve meses de 2018, gracias a un mayor foco en negocios más rentables como los seguros y el crédito al consumo.

La banca española se está esforzando por aumentar el beneficio que obtiene del crédito en un momento en que los tipos de interés están en mínimos históricos y la intensa competencia del sector erosiona los márgenes.

"El aumento de los ingresos core pivotará sobre el crecimiento de la financiación a empresas, consumo y ahorro a medio-largo plazo, con un incremento por encima de mercado", destacó el grupo en una nota de prensa.

Los objetivos originales de rentabilidad para 2018 de entre un 12% y un 14% fueron rebajados a principios de 2017 a un rango de entre el 9% y el 11%. Caixabank añadió que si los tipos de interés no varían en el periodo, el ROTE se situaría algo por encima del 10% en 2021.

En lo que llevamos de año, Caixabank ha caído en bolsa un 4,5% y el lunes reaccionaban con un descenso del 0,5% al nuevo plan estratégico.

"En general creemos que este plan, a pesar de parecer un poco conservador, debería permitirnos mantener nuestra postura positiva acerca del banco y la calificación de superior al mercado", dijo BBVA en una nota de análisis en la que añadió que el plan de Caixabank era "bastante creíble".

En el pasado, el grupo ha dependido en buena medida de los fuertes dividendos y aportación de su cartera industrial, pero revisó su estrategia tras anunciar en septiembre su salida de la petrolera Repsol, donde conservaba un 9,4%.

El banco dice estar cómoda con sus participaciones en Telefónica y Erste Bank

Caixabank fue una de las entidades más compradoras durante el último proceso de consolidación de la banca española e incluso adquirió en el extranjero el portugués BPI en un intento de incrementar sus ingresos. La entidad dijo que esperaba que los ingresos del banco portugués creciesen a un ritmo medio del 7% anual en el actual plan.

El grupo Caixabank dijo que se siente cómodo con sus participaciones en el capital de Telefónica y de Erste Bank preguntado sobre si tenía intención de vender acciones en alguna de las dos sociedades. "Estamos muy cómodos ahí donde estamos en una entidad que tiene sinergias con nuestra entidad", dijo el presidente del grupo bancario español, Jordi Gual, sobre el banco austríaco, donde atesora una participación de alrededor del 10%.

Con respecto a Telefónica, donde Caixabank tiene declarada una participación ligeramente superior al 5%, Gual dijo: "Estamos cómodos en la empresa, con gran liderazgo, bien situada en los mercados y, por tanto, no hay nada concreto con Telefónica".

Ingresos y márgenes de intereses

Apoyándose en que las economías de España y Portugal siguen creciendo cerca del 2%, Caixabank se ha propuesto que sus ingresos alcancen una tasa anual de crecimiento compuesto (TACC) de alrededor o incluso superior al 5% en los próximos tres años, por encima del cerca del 3% que crecerían los costes recurrentes.

Caixabank también dijo que los ingresos recibirían el impulso de un crecimiento próximo o superior al 5% en el margen de intereses: la diferencia entre lo que el banco cobra por los préstamos y paga por los depósitos. En el tercer trimestre, esta magnitud solo creció un 0,7%.

Por otra parte, espera que las comisiones contribuyan a incrementar los ingresos y busca que el beneficio en seguros crezca entre el 9% y el 10% anual.

Caixabank quiere reducir sus activos tóxicos en aproximadamente 5.000 millones de euros hasta los 7.000 millones de euros en 2021 y llevar la tasa de mora por debajo del 3% desde el 5,1% actual.

En términos de solvencia, Caixabank dijo que terminaría 2021 con un ratio de capital de máxima calidad CET1 fully-loaded de alrededor del 12%, en comparación con el 11,4% de finales de septiembre.

Por último, en materia de retribución al accionista, la entidad quiere mantener el porcentaje de beneficios que destina a dividendos (payout) por encima del 50% en 2021.