Público
Público

Resultados El negocio internacional y Repsol mantienen los beneficios de Sacyr hasta septiembre

El grupo constructor, que obtiene en el exterior el 58% de sus ingresos, ultima la venta de hasta un 49% de su negocio de concesiones en Chile

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Sacyr, Manuel Manriqyue, en la junta general de accionistas de la constructrora. E.P.

Sacyr ha obtenido un beneficio neto de 108,78 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 12,6% más que un año antes, impulsado por el negocio internacional y la aportación de su inversión en Repsol, según informó la compañía. Los resultados del grupo que preside Manuel Manrique incluyen una aportación de 215 millones de euros por la participación del 8,2% que tiene como actual primer accionista de la petrolera.

Las cuentas trimestrales de Sacyr no recogen impacto alguno por la venta de la participación del 15,5% que tiene en Itínere, dado que la transacción está pendiente de que se resuelva la disputa judicial que Globalvía y Corsair mantienen por hacerse con la empresa de autopistas y de que, en ese momento, el grupo decida a quien la vende.

En el plano operativo, Sacyr registró un crecimiento del 20% en sus ingresos entre los pasados meses de enero y septiembre, hasta sumar 2.701,7 millones de euros, sustentado por el negocio exterior, de donde procede ya más de la mitad (el 58,1%) de esta facturación. En concreto, la actividad internacional se disparó un 25% y reportó al grupo 1.572 millones de euros hasta septiembre.

El negocio internacional tiró de su primera fuente de ingresos, la tradicional actividad constructora, y permitió que se elevara un 27%, hasta reportar ingresos de 803,84 millones de euros, el 88% de ellos fuera de España. Después se situó la división de servicios, que reportó 797,7 millones, un 13,3% más, y la rama de concesiones elevó un 25% sus ingresos hasta los 325,75 millones.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, también se disparó, en este caso un 37,6%, hasta los 373,7 millones de euros, gracias a que el grupo ganó casi dos puntos en rentabilidad, hasta situarla en el 13,8%.

Ocho proyectos en Chile

De otro lado, Sacyr ultima la venta de hasta un 49% del capital de la filial de concesiones que tiene en Chile, primer mercado de esta división de negocio del grupo, donde actualmente tiene ocho proyectos. El grupo que preside Manuel Manrique se suma así a otras grandes compañías del sector que han realizado operaciones similares de apertura a socios de distintos negocios, como FCC con su filial de agua Aqualia o Acciona con sus parques eólicos internacionales.

En el caso de Sacyr, la compañía asegura estar analizando las "ofertas más interesantes" de entre todas las que ha recibido para entrar en su filial de concesiones chilena, según dijo el director general financiero del grupo, Carlos Mijangos, durante la presentación a analistas de los resultados trimestrales.

Sacyr Concesiones tiene seis autopistas, un hospital y un aeropuerto en Chile donde, según asegura, figura como "primer inversor privado de infraestructuras del país", en el que además arrancó su internacionalización hace dos décadas. Chile aportó ingresos de 117,5 millones de euros a Sacyr en los nueve primeros meses del año, una quinta parte (el 21%) de la facturación total de la división de construcción.

Sacyr espera que las cautelares que bloquean la venta de Itínere se resuelvan con el cambio de año

El director financiero apuntó también que Sacyr calcula que los tribunales decidirán "a finales de este año o comienzos del próximo" sobre las medidas cautelares impuestas a la venta de Itínere, grupo de autopistas en el que la constructora tiene una participación del 15,5% que quiere vender.

La compañía, que ha recurrido dichas cautelares, está a la espera de que se levanten para decidir sobre la desinversión de este porcentaje, y sobre a cuál de las dos firmas que pugnan por la empresa se lo vende.

El proceso judicial que tiene estancada la venta de Itínere es fruto de la puja abierta entre el grupo de concesiones Globalvía y el fondo Corsair por esta compañía que gestiona varias autopistas del Noroeste del país.

En principio, Sacyr formó parte del acuerdo que Globalvía alcanzó en julio con varios accionistas de Itínere para comprarles su participación. No obstante, Corsair, como primer accionista de la compañía de autopistas, ejerció su derecho a igualar la oferta, pero sólo la dirigió a Sacyr y no al resto de socios. Ello llevó a Globalvía a recurrir a los tribunales esa propuesta y solicitar cautelares contra la misma, una iniciativa que imitó el fondo extranjero, que dejó a Sacyr y su participación en Itínere en el medio de la batalla entre las dos compañías.

En la actualidad, Globalvía, compañía controlada por tres fondos extranjeros, cuenta con un 40% del capital de Itínere tras comprar las participaciones del 23,8% y el 16,3% que tenían Abanca y KutxaBank, mientas que el también fondo foráneo Corsair tiene otro 38% de las acciones.

Itínere es la sociedad que gestiona seis autopistas del Norte de España, que suman unos 610 kilómetros de longitud, entre las que figuran algunas de las más antiguas, como la AP-1 Burgos-Armiñón, la primera vía que revertirá al Estado una vez que el próximo 30 de noviembre venza su plazo de concesión.