Público
Público

El salario en las grandes empresas crece un 0,8% en 2018, la mitad que en los convenios

El crecimiento de las plantillas se modera, con una tasa del 3,1%, medio punto menos que un año antes, según las estadísticas de la Agencia Tributaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un trabajador pasa junto a los rollos de acero de la planta de ArcelorMittal en Sestao. REUTERS

Los trabajadores de las grandes empresas han visto como sus salarios crecían el año pasado discretamente, menos que lo hicieron el conjunto de las retribuciones que se pactaron en los convenios colectivos.

Concretamente, la retribución media bruta en las grandes empresas que operan en España aumentó un 0,8% el año pasado, según datos de la encuesta Ventas, empleo y salarios de las grandes empresas, elaborada por la Agencia Tributaria (AEAT) sobre la información obtenida de las diferentes declaraciones de impuestos.

El crecimiento medio de los salarios en las grandes empresas (aquellas que facturan por encima de los 6,1 millones de euros) es algo menos de la mitad que la subida media pactada en convenio, el 1,75%, y lejos también de la recomendación recogida en el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), suscrito en junio por la patronal y los sindicatos mayoritarios (el 2%). 

La subida, además, es insuficiente para ganar poder de compra, pues se queda a cuatro décimas de la tasa de inflación, que el año pasado cerró en el 1,2%. Sería el tercer año consecutivo en el que las retribuciones en las grandes empresas pierden poder adquisitivo.

A pesar de todo ello, la subida de las retribuciones en las grandes empresas han experimentado un apreciable avance en 2018 respecto a lo sucedido en años anteriores: en los últimos seis ejercicios, sus salarios han registrado avances muy modestos, cuando no descensos, como en 2017, que retrocedieron una décima.

La AEAT ha destacado que el cambio de tendencia en los salarios se empezó a apreciar en los últimos meses de 2017 y se consolidó a lo largo de todo el ejercicio 2018, a pesar de los incrementos algo inferiores que se registraron en el segundo trimestre.

La estadística de la Agencia Tributaria muestra también la evolución de las plantillas en las grandes empresas. El año pasado , los perceptores de rendimientos del trabajo, indicador fiscal que aproxima la evolución del empleo asalariado, aumentaron un 3,1%, medio punto por debajo del aumento estimado en 2017 y con una trayectoria de esta variable decreciente desde mediados de 2017.

Por su parte, las ventas totales de las grandes empresas cerraron el año 2018 con un alza del 3%, una vez corregido el efecto estacional y de calendario, tasa siete décimas inferior a la del año 2017.

Las ventas interiores crecieron en el conjunto del año un 2,8%, tres décimas más que en 2017. Mientras, las exportaciones se elevaron 4,1%, por debajo del 5,5% de 2017.