Público
Público

Vehículos eléctricos Nuevo incendio de un Tesla: ya van al menos 14 fuegos desde 2013

El incidente puede poner sobre la mesa de nuevo la preocupación sobre la seguridad de los vehículos eléctricos que usan baterías de litio de alta densidad, que dan más autonomía al coche pero son menos estables.

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 3

Imagen: @ShanghaiJayin

Tesla investiga un vídeo distribuido por las redes sociales en China que muestra la explosión de vehículo eléctrico Model S de la compañía, de color blanco, estacionado en un párking.

El vídeo, marcado con la hora del domingo por la noche y ampliamente compartido por Weibo, muestra cómo el vehículo emite humo y estalla en llamas segundos más tarde. Según algunos usuarios de Weibo, las imágenes se tomaron en Shanghai.

"Inmediatamente enviamos un equipo al sitio y estamos apoyando a las autoridades locales para establecer los hechos. Por lo que sabemos ahora, nadie resultó herido", dijo Tesla en un comunicado.

Según recuerda Reuters, ha habido al menos 14 casos de coches Tesla incendiados desde 2013, y la mayoría ardieron después de un choque. No obstante, el fabricante asegura que sus vehículos eléctricos son aproximadamente 10 veces menos propensos a sufrir un incendio que los coches que funcionan con gasolina. Su flota en circulación, de más de 500.000 vehículos, ha recorrido más de 10.000 millones de millas.

El incidente puede poner sobre la mesa de nuevo la preocupación sobre la seguridad de los vehículos eléctricos que usan baterías de litio de alta densidad, que dan más autonomía al coche pero son menos estables.

Mientras, la rápida expansión del mercado de vehículos eléctricos de China ha impulsado las ventas hasta situarse en más de un millón de unidades el año pasado. Pero los incendios y otros fallos tienen un gran impacto mediático que puede menoscabar la confianza de los conductores.

Por ejemplo, en 2018, se registraron en China al menos 40 incidentes relacionados con incendios en vehículos impulsados por energías alternativas a los combustibles tradicionales, tales como los eléctricos puros, los híbridos y los de celda de combustible, según la Administración Estatal para la Regulación del Mercado del gigante asiático citados por Bloomberg.

Este medio destaca que el regulador chino ha pedido que se analice la calidad de este tipo de vehículos, y retiró el año pasado más de 130.000 unidades.

En septiembre, una estación de televisión en la ciudad oriental de Hangzhou informó de que un automóvil eléctrico Zhidou D2 estalló en llamas en la carretera. Por otro lado, un SUV híbrido enchufable Song, de BYD, se incendió mientras estaba estacionado en la puerta de la estación ferroviaria Hongqiao de Shanghai en agosto pasado.

En EEUU, varios vehículos eléctricos han sufrido incendios más o menos espontáneos, que son los que más preocupan a los fabricantes.

El 8 de febrero de 2019, un propietario de Tesla y residente en un suburbio de Pittsburgh (EEUU), vio cómo su garaje se incendiaba, informa Electrek. Según los informes, el vehículo Tesla estaba siendo investigado como una posible causa del incendio y fue trasladado a una tienda en Monroeville para ser inspeccionado, pero volvió a incendiarse unas horas después de llegar allí.

El año pasado, el paquete de baterías de un Tesla Model S se incendió en Los Ángeles aparentemente solo y sin ningún accidente, mientras que un todoterreno eléctrico Jaguar I-PACE se incendió mientras estaba estacionado en un camino de entrada.