Público
Público

Entrevista a María Chivite, presidenta de Navarra "Si se abre la Constitución, y la Monarquía es una de las cuestiones, el PSOE debe abrir una reflexión y posicionarse"

María Chivite, presidenta del Gobierno de Navarra, durante su entrevista con 'Público'. JAIRO VARGAS
María Chivite, presidenta del Gobierno de Navarra, durante su entrevista con 'Público'. JAIRO VARGAS

La presidenta de Navarra, María Chivite (Cintruénigo, 1978), aún resopla cuando recuerda las negociaciones que le llevaron al Gobierno de la Comunidad Foral. Es consciente del coste que tuvo para su partido a nivel nacional, pero da por hecho que mereció la pena. Ahora, gobierna dialogando hasta con las paredes. Dice que no le importan con quién, pero sí para qué. Lamenta la instrumentalización de cualquier acuerdo político con Bildu, aunque reconoce que la izquierda abertzale tiene todavia una trayectoria que hacer. Intenta mantener la institucionalidad por su cargo con la Casa Real, pero es una convencida de que la Jefatura del Estado no debe ser hereditaria. Y cree que el PSOE debe pronunciarse sobre la continuidad de la Monarquía cuando se abra la reforma de la Constitución. Su posición en este debate la tiene muy clara.

Es obligado preguntar cómo está actualmente la situación en Navarra respecto a la pandemia, y si está dificultando su lucha presidir un Gobierno tan complejo y en minoría.

A ver, datos. A nivel de contagios pues sí tenemos una cifra bastante elevada. Hemos hecho una apuesta por el sistema de rastreo y la verdad es que estamos detectando bastantes positivos, aunque es verdad que entre el 50% y el 60% son asintomáticos y son de los contactos estrechos de los positivos. Hemos empezado el “cole” y ya tenemos todos los escenarios abiertos, pero es verdad que nos tenemos que acostumbrar a esta nueva normalidad. Estamos teniendo un goteo de ingresos, pero nuestro sistema sanitario es un sistema muy potente, que resistió hasta en los peores momentos de la crisis y en ningún momento llegó al colapso. Ahora estamos con una presión asistencial baja, aunque es verdad que hay un goteo de ingresos que nos preocupa. Sólo puede pedir y apelar a la responsabilidad individual. 

Y la acción de un Gobierno tan complejo está funcionando bien para hacer frente a la pandemia.

Somos un Gobierno de coalición, en minoría y en medio de una pandemia global. Complicado es. Pero tengo que decir que como Gobierno de coalición hemos funcionado muy bien, nos hemos coordinado como equipo y colaborando entre todos. De hecho, hemos llevado ocho decretos forales al Parlamento para su convalidación y han salido los ocho sin ningún voto en contra, y cinco por unanimidad. Teníamos claro al inicio de esta legislatura que el diálogo iba a ser el instrumento para sacar las cosas adelante, y en esta pandemia más. Por ahora, todo ha salido adelante, y hemos sacado veinte leyes forales en ese año.

María Chivite, presidenta del Gobierno de Navarra, en la redacción de Público'. JAIRO VARGAS

En todo caso, ¿Qué está pasando para que España lidere los contagios en Europa? ¿Qué se está haciendo mal?

España está haciendo una estrategia de detección precoz, rastreo y seguimiento, y con eso se sacan muchos casos a la luz de casos positivos. Es verdad que nuestro modo de vida influye, también nuestros modelos familiares que son más extensos que en otros países, y nuestro modo de relacionarnos. Eso nos está afectando negativamente. Pero creo que esa estrategia de detección precoz está haciendo aflorar muchos casos positivos, pero que son asintomáticos.

O sea, que no ve el escenario como algo negativo.

Yo le daría la vuelta al tema, porque por el hecho de detectar asintomáticos y que puedan pasar la enfermedad sin grandes complicaciones, pues lo mismo estamos caminando hacia la inmunidad de rebaño. Pero en lo que nos tenemos que centrar es en proteger a las personas más vulnerables. Y creo que hemos aprendido mucho desde el inicio.

Ha admitido que la situación en Navarra le preocupa, ¿Se plantea pedir el estado de alarma?

No, en estos momentos. Nosotros estamos tomando decisiones puntuales en municipios muy concretos.

Hablando de ese Gobierno de coalición y en minoría. Ha pasado ya un año desde que usted fue elegida presidenta, ¿Sigue pensando en que estará toda la legislatura?

El año pasado conseguimos sacar los Presupuestos, y creo que hay buenos mimbres para poder sacar los Presupuestos para 2021, que creo que es el instrumento más importante. La coalición ha salido fortalecida por esta crisis porque, como digo, hemos conseguido trabajar muy en equipo. Desde luego el compromiso de todos los partidos que formamos partes de este Gobierno de coalición es un compromiso muy firme con la estabilidad. Y luego, buscaremos mayorías. A veces sacamos las cosas con unos grupos políticos y otras con otros. La trayectoria y los hechos me dicen que somos capaces de sacar las cosas adelante, ¿por qué no vamos a ser capaces de hacerlo los cuatro años?

Usted sabe que la formación de su Gobierno tuvo un coste político para el PSOE al menos en la política nacional donde, desde la derecha, se demonizó el pacto en Navarra. ¿Ha merecido la pena?

Creo que hubo una utilización y una instrumentalización del acuerdo en Navarra para atacar al Partido Socialista. Nosotros lo que queríamos abrir en Navarra era un espacio progresista, con un Gobierno progresista, alejado de las broncas. Un Gobierno que utilizara el diálogo como mejor instrumento, y eso es lo que hemos hecho en este tiempo. Más allá de los discursos políticos, lo que ha hecho daño es la instrumentalización política que la derecha ha hecho de Navarra. Y todas las mentiras que se dijeron.

"Hubo una utilización e instrumentalización del acuerdo en Navarra par atacar al PSOE"

¿También se ha instrumentalizado su acuerdo con Bildu para sacar los Presupuestos?

Aquí tenemos que dar la batalla dialéctica. Los primeros que se sentaron, no con Bildu, sino con la antigua Batasuna y cuando ETA todavía mataba, fue Unión del Pueblo Navarro en los años noventa. Y hay fotografías y documentación de que ellos lo hicieron. Yo, como presidenta, me senté a negociar los Presupuestos tanto con Navarra Suma como con EH Bildu, y les dije que hicieran propuestas a los Presupuestos. Navarra Suma decidió borrarse, y los únicos que se plantaron encima de la mesa con una propuesta escrita y con compromisos fue EH Bildu. Por lo tanto, hubo un acuerdo político para sacar los Presupuestos adelante.

También provocó grandes críticas el acuerdo del PSOE con Bildu para derogar la reforma laboral ¿Qué le pareció?

Yo es que soy una firme defensora de miremos el para qué y no el con quién. Si lo que estamos haciendo es salvaguardar los derechos de los trabajadores, si lo que estamos haciendo en fortalecer la sanidad pública o sacar unos Presupuestos para la reconstrucción del país... pues son objetivos compartidos. Y yo creo que tenemos que mirar qué es lo que beneficia. Y si lo que estamos poniendo encima de la mesa es beneficioso para la ciudadanía en su conjunto, pues habrá que acordarlo.

¿Llegará un día en que se deje de instrumentalizar un acuerdo político con Bildu?

Bildu tiene que hacer una reflexión ética y  rechazar los crímenes de ETA, y eso facilitaría el entendimiento

Bueno, Bildu tiene todavía una trayectoria que hacer. Una trayectoria de reflexión ética y de rechazar los crímenes de la banda terrorista ETA. Ese es un déficit que tiene la propia organización política. Y eso facilitaría mucho más abrir puertas y el entendimiento. Pero en Navarra la geometría variable funciona, y la derecha también pacta con EH Bildu para sacar cosas adelante. Por eso, yo creo que menos complejos y más pensar en la ciudadanía.

Usted que sabe de Gobierno en coalición, ¿Qué le parece las diferencias que están aflorando cada día más en el Ejecutivo de Sánchez con Unidas Podemos en temas como el modelo económico, la reforma laboral o el escándalo del rey emérito?

Creo que se magnifican las diferencias políticas entre dos partidos que son distintos y, evidentemente, hay posicionamientos diferentes en cuanto a la Monarquía y otras cosas. Pero la mayoría de las cosas que salen del Consejo de Ministros salen con el acuerdo de las dos formaciones políticas. Por eso creo que se están magnificando diferencias puntuales en el Gobierno de coalición. Yo creo que sí va a haber estabilidad en el Gobierno, aunque para ello es importante que salgan adelante estos Presupuestos para el año 2021. Aquí tenemos que estar todos a la altura de las circunstancias que nos están tocando vivir, y si salen, eso dará todavía mayor estabilidad al Gobierno.

Pero también parece evidenciarse una falta de confianza interna, como en el hecho de que el vicepresidente segundo no conociera la fusión bancaria o la huida del rey emérito.

"Creo que se están magnificando las diferencias puntuales en el Gobierno de coalición"

De esas cuestiones no soy conocedora, por lo que me parece arriesgado juzgar algo que no conozco. Pero insisto en que más allá de discrepancias puntuales, las grandes medidas como los ERTE o el fondo de ayuda de 16.000 millones de euros para las comunidades autónomas, que son las cosas más importantes, ahí sí hay unanimidad y posturas comunes de las dos formaciones políticas. Más allá de cuestiones puntuales en la que habrá desacuerdos entre dos partidos, porque son distintos.

Un tema puntual en el que hay discrepancia total es sobre lo que está ocurriendo con el rey emérito ¿Usted comparte la posición que mantiene el Gobierno o su partido en este tema?

Yo mantengo que como institución, el Gobierno de España debe mantener una actitud respetuosa con otra institución recogida en la Constitución y amparada por la Constitución, que es la Casa Real. Yo hago lo mismo en Navarra, donde mantengo una relación de respeto con otra institución como es la Monarquía, más allá de que cada uno tengamos nuestra opinión al respecto de lo que es y de lo que pensamos de la Casa Real o de la Monarquía. Pero creo que la relación debe ser de respeto entre las instituciones, porque así viene recogido en la Constitución, y yo con eso soy muy respetuosa.

María Chivite, presidenta del Gobierno de Navarra'. JAIRO VARGAS

Cree que la militancia del PSOE, que siempre ha tenido un claro espíritu republicano, comparte cómo está actuando el Gobierno y el Grupo Socialista, saliendo en defensa de la Casa Real u oponiéndose a cualquier investigación sobre este asunto en el Congreso.

Creo que hay que diferenciar entre la posición de un partido político y la de una institución. Y lo que Pedro Sánchez está haciendo es defender la posición de una institución como presidente del Gobierno que es. Más allá del posicionamiento político que pueda tener el PSOE. Hay que saber diferenciar estas cuestiones. Una cosa es lo que piense el partido político y otra tu responsabilidad al frente de una institución como es el Gobierno de España. Y lo digo yo también en mi posición de presidenta del Gobierno de Navarra. Más allá que luego el partido político pueda tener una posición concreta como partido.

¿Y qué posición defiende el PSOE como partido en este tema?

Esto es un debate que el partido tiene que tener en su conjunto, y cuando toque el momento de tenerlo, habrá que tenerlo. En el momento en el que se pueda abrir la Constitución, porque sino es hacer un brindis al sol. Pero en el momento en el que se abra la reforma de la Constitución y que la Monarquía sea una de las cuestiones que esté encima de la mesa, pues el partido tendrá que tener dentro de sus órganos internos esa reflexión y tener un posicionamiento político.

Está también el debate de los Presupuestos. ¿Sánchez debe buscar el pacto con quienes le apoyaron en la investidura o apoyarse en Ciudadanos?

Hay que abrir un diálogo con todas las fuerzas políticas. Primero tiene que pactarse con los propios socios de Gobierno, es decir, PSOE y Unidas Podemos. Y luego abrirse a un debate con todas las formaciones políticas que estén por ser útiles para la ciudadanía, y eso es aportar para los Presupuestos. El con quién no es lo más importante, lo importante es lo que ponemos cada uno encima de la mesa para llegar a un acuerdo. Lo importante no es con quién, sino para qué.

Navarra ha recibido ahora las competencias de Tráfico, ¿Por qué el mérito es del PNV y no del Gobierno navarro?

Porque saben venderlo bien. Las competencias de Tráfico para la Comunidad las consiguió la anterior presidenta de Navarra, Uxue Barkos; con el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Muy anterior al acuerdo del PNV.

¿Cómo se ha portado el Gobierno en la pandemia con Navarra? Hubo desacuerdo en el reparto de los fondos.

La coordinación y la colaboración con el Gobierno de España ha sido muy buena durante toda la pandemia. Es verdad que tuvimos debate en el reparto de los 16.000 millones, porque no llegaron los 5.000 millones por caída de ingresos. Pero ahora estamos negociando el nivel de endeudamiento de Navarra y la negociación va bien. Yo no le pido al Gobierno de España más dinero, sino que nos deje endeudarnos. En esa negociación estamos. Hemos llegado a un acuerdo en julio para un nivel de endeudamiento del 2,3 pero estamos pendiente de ampliar el nivel de endeudamiento en septiembre.

Y, por último, ¿Habrá Sanfermines en 2021?

Yo espero y deseo que sí. Pero todavía hay demasiadas incertidumbres encima de la mesa para decir que "sí" habrá Sanfermines el próximo año. Veremos como va el tema de la vacuna, donde yo tengo muchas esperanzas puestas, y esperamos remontar esta situación. Espero y deseo que nos volvamos a encontrar en Sanfermines en 2021.