Público
Público

Aguirre acusa al PSOE de haber espiado "del rey para abajo a todo el mundo"

La 'lideresa' defiende que el partido de Zapatero "tiene como seña de identidad el espionaje político"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aguirre y el presidente del Gobierno tras finalizar la reunión plenaria del Patronato del Museo del Prado. EFE

¿Espías en el PP? No, los hay en el PSOE.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, mantiene su estrategia de hacer bueno el dicho de 'no hay mejor defensa que un buen ataque' en la trama de espionaje desatada en el PP.

La 'lideresa' ha afirmado que el PSOE 'tiene como seña de identidad el espionaje político' y ha aludido a seguimientos irregulares realizados por este partido en los años 80, en los 90 y en la actualidad.

Aguirre, que ha hablado de este asunto en el pleno de la Asamblea regional, ha relatado cómo en 1984 el PSOE 'creó un gabinete de espionaje político para espiar a los de su propio partido, a los de Alianza Popular y a los comunistas', y cómo en 1995 su 'creador', el entonces ministro de Defensa y vicepresidente del Gobierno Narci Serra 'tuvo que dimitir por espiar desde el rey para abajo a todo el mundo'.

Tras insistir en que su Gobierno 'no tiene nada que ocultar', la presidenta ha señalado que en la presunta trama de espionaje a políticos en la Comunidad de Madrid lo único 'cierto' es que ha habido '18 portadas nacionales de un periódico diciendo que el Gobierno de esta Comunidad espía, acusaciones que han sido desmentidas más tarde por su autor a la salida de la Fiscalía'.

Esperanza Aguirre, que ha dedicado buena parte de su intervención a recordar la trayectoria histórica de espionaje del PSOE, ha destacado que 'sigue abierta una causa porque en 2003 escucharon los teléfonos del PP de Madrid y el juez ve indicios de delito' y que 'se ha probado que agentes del CNI espiaron a Manuel Pizarro (diputado nacional del PP) en junio de 2007'.

'Es usted muy valiente, señora Menéndez. Bienvenida al club de los que creemos que estos espionajes son intolerables y no estamos dispuestos a aceptar que los derechos y libertades sean conculcados. Es usted la primera en la historia de su partido que se preocupa por nuestro derecho a no ser espiados', le ha dicho Aguirre a la portavoz del PSOE.

La socialista Maru Menéndez le había preguntado si considera que existen responsabilidades políticas relacionadas con la presunta trama de espionaje en la Comunidad de Madrid, a lo que Aguirre ha contestado que dichas responsabilidades las tendrá que 'juzgar' y 'esclarecer' la comisión de investigación de la Asamblea.

Menéndez le ha dicho a la presidenta que 'a la hora de mentir podían ponerse de acuerdo' todos los representantes del PP para 'no volver locos' a los demás, y ha hecho hincapié en que miembros de su mismo partido, como el vicealcalde Manuel Cobo y el ex consejero y diputado regional Alfredo Prada 'son los que han hablado directamente de responsabilidad en los hechos de la Consejería de Interior'.

Le ha reprochado también que, desde que hace un año se mostrara dispuesta a abandonar el Gobierno regional para concurrir en la lista de Mariano Rajoy al Congreso de los Diputados y se produjera la 'fractura interna' en el PP, los madrileños estén sufriendo su 'ambición desmedida y su lucha por el poder y por el dinero'.

Menéndez se ha mostrado convencida de que el PP, 'fruto de un pacto interno', tiene ya 'escrito el dictamen de la comisión de investigación' y 'no tiene voluntad de esclarecer los hechos'.

Por su parte, la portavoz de IU, Inés Sabanés, le ha dicho a Aguirre que su grupo está 'dispuesto cruzar el desierto aun sin cantimplora, para saber la verdad de lo que aquí ha sucedido'.

'Tengo la convicción de que usted se está enfrentando a uno de los momentos más duros de su gobierno, porque recaen sospechas muy serias y firmes, y las tramas de espionaje se suelen montar contra algo y por algo en momentos de deterioro y descontrol', ha agregado la portavoz de IU.

Sabanés ha aprovechado además para lanzar un cuestionario a la presidenta, con el fin de que ésta dijera expresamente si 'sostiene que nadie de la Consejería de Interior ni relacionado ha podido intervenir en la trama' y si 'responde por todos sus consejeros', y para que explicara 'quién la persigue' y 'de quién es víctima'.

Como respuesta, Aguirre ha asegurado que quiere 'claridad, luz y taquígrafos' y que 'nadie ha organizado espionajes, ni los ha amparado, ni ha tenido conocimiento de ello'.

En su debate con Sabanés, la presidenta ha criticado que IU 'preste ayuda al PSOE' en este asunto, 'después de haber sido espiado también por ellos', y que 'se dedique a seguir informaciones mentirosas en lugar de pedir responsabilidades a un Gobierno que manda al paro a siete mil trabajadores al día'.

Granados: 'Ni espiado, ni amparado'

“No, no hemos espiado, ni lo hemos ordenado, ni lo hemos amparado, ni lo hemos conocido”. El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, se despidió con esta afirmación de su comparecencia ante el pleno de la Asamblea. Sobre su departamento recaen las principales sospechas por el seguimiento a varios altos cargos del PP y del Ejecutivo de Madrid. Granados se defendió con la herramienta retórica del ‘Qui prodest?’ (‘¿A quién beneficia el escándalo?’): “No sé quién es el culpable, pero si sé quién es el beneficiario: el PSOE”, respondió. “Aquí no hay que demostrar la presunción de inocencia, son ustedes –dijo a los socialistas–, quienes tienen que acreditar la culpabilidad”. Granados se ciño al guión de su anterior comparecencia en la Asamblea por el mismo asunto y defendió que sus subordinados realizan “las mismas labores de seguridad que han desarrollado con los Gobiernos de Joaquín Leguina y Alberto Ruiz-Gallardón”.

González explicará sus adjudicaciones

“No hay nada que ocultar desde el primer momento”. El vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio González, respondió así al PSOE cuando el socialista Adolfo Navarro le preguntó por las responsabilidades políticas que se puedan derivar de los seguimientos de que ha sido objeto el número dos de Aguirre. “Todavía no se ha acreditado nada”, reiteró González, cercado por las sospechas sobre presuntas adjudicaciones irregulares de su departamento destapadas por esta presunta trama de espionaje. El vicepresidente anunció ayer que explicará ante la Asamblea cada una de las contrataciones adjudicadas por su Gobierno para demostrar que “no ha habido nada ilegal”. Igual que Aguirre, González se aferró a las conclusiones que dicte la comisión de investigación que se abre hoy en el Parlamento regional. “No hay nada, no tenga ninguna duda”. Tan seguro dijo estar que emplazó al PSOE a “pedir perdón” cuando la comisión concluya “y no se demuestre nada”.

Más noticias en Política y Sociedad